Valorar lo que uno tiene: un tesoro que no se paga con dinero

El próximo día 17 se celebra el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, cuya misión es promover la concienciación sobre la erradicación de la pobreza en todos los países y reducir a la mitad el porcentaje de personas que viven en la indigencia. ¿Hay algo que podemos hacer nosotros para promoverlo? La respuesta es “sí”. Te animamos a celebrar el próximo 17 de octubre con tus hijos, enseñándoles a valorar lo que tienen, a ser conscientes de la desigualdad y de lo que es ser rico de verdad. Aquí te contamos cómo.

Creencias

¿Crees que el dinero ayuda a conseguir tus sueños y objetivos? O, ¿crees que es un mal necesario? Para poder transmitirle a tus hijos valores económicos positivos es importante pensar en tus propias actitudes sobre el dinero y ayudar a tus hijos a convertirse en adultos responsables.

Hábitos

Si gastas más de lo que tienes o gastas en cosas innecesarias y no ahorras o inviertes, difícilmente podrás enseñar a tus hijos a desarrollar buenos hábitos con el dinero. Crea un presupuesto y empieza a ahorrar o invertir aunque sea una cantidad mínima y haz partícipes a tus hijos.

La paga

Si a tus hijos les das una paga a cambio de nada son expuestos al poder que tiene el dinero y como es suyo, lo pueden gastar en lo que más les apetezca. Pero no está exento de peligro, ya que al dar una paga a cambio de nada les está enseñando que el dinero se basa simplemente en la generosidad del que te lo da y no requiere esfuerzo alguno. Para evitar que esto ocurra, Ron Lieber, periodista financiero del New York Times, cree que los padres deberían establecer algunas reglas. Si un padre decide darle a su hijo 5 euros por semana, por ejemplo, la regla es que sólo pueden gastarse 2. El resto lo tiene que ahorrar o donar o una mezcla de ambos. El tener que donar parte de su dinero les obliga a pensar en las diferentes causas y tener que elegir. Donar, como sabemos, implica altruismo, empatía y a ser conscientes de la desigualdad en el mundo.

Si te parece interesante esta forma de dar la paga, ayuda a tu hijo a explorar las diferentes causas que le puedan interesar. Ya sea apadrinando a un niño ,apoyando nuestra iniciativa de becas comedor o cualquier otra iniciativa. Es importante que sea el niño el que decida.

lapaga

Ojo con lo que dices

Ten cuidado con lo que dices acerca de la riqueza o el dinero asociándolo con algo negativo. El dinero, bien empleado, ayuda a conseguir objetivos y ayudar a los demás. Motiva a tus hijos a hablar sobre las cosas que podrían hacer con el dinero y aquellas cosas que el dinero no puede comprar: la salud, el tiempo, la felicidad, los amigos, la familia…

Tú eres el modelo a seguir

Delante de tus hijos, intenta no quejarte sobre el trabajo o tener que trabajar, ya que puede cultivar en ellos sentimientos negativos. Al mismo tiempo, habría que hablarles sobre lo que requiere ganar dinero: iniciativa y esfuerzo. Recuerda que el énfasis debería estar en lo que se puede conseguir con ello (educación, cursos, viajes, ayudar a los demás…), no en acumularlo.

Necesidad o capricho

La mayoría de los adultos tendemos a comprar cosas realmente innecesarias y las tiramos cuando no nos sirven sólo para hacer sitio a nuevas cosas que acumular. Es muy difícil mantenerse al margen del consumismo y sobre todo, esperar que nuestros hijos no se hagan eco de lo que ven en la tele o en el patio del colegio. Si todos los de la clase tienen el último gadget tecnológico, lo más seguro es que tus hijos también lo quieran, o lo que es peor, sientan que lo necesitan. Una de las maneras que podemos ayudar a nuestros hijos a frenar ese impulso por adquirir y a diferenciar lo que necesitan y lo que quieren de verdad es haciendo esta actividad en familia:

Podéis empezar haciendo una lista de las cosas básicas que necesitamos para vivir: comida, una casa, electricidad, calefacción, etc. Es importante concienciarles sobre la desigualdad en el mundo y que sepan que muchas personas, incluyendo a niños, ni siquiera tienen lo básico para vivir. Además, puedes motivarles a pensar en qué cosas son importantes y vitales para ser feliz: la familia, los amigos, la salud…y hacerles ver que ninguna de estas cosas se compra con dinero.

Si quieren un nuevo juguete, por ejemplo, puedes pedirles que primero separen los que quieren guardar de aquellos que quieren arreglar/reciclar o donar. De esta manera estarás inculcando la generosidad en los más pequeños y sobre todo, a concienciarles de lo mucho que ya tienen. Y recuerda:

No es más rico el que más tiene, sino el que menos necesita – Agustín de Hipona

¿Has hablado ya con tus hijos sobre el dinero y la riqueza? Te animamos a que compartas tu experiencia con nosotros.

Derechos de imágenes: Clogozm, Steven Depolo.

  1. Paloma Responder

    Muy interesante, pero me surge una duda, ¿a partir de que edad los niños ya son conscientes del concepto dinero?. Gracias

    • Educo Responder

      Hola Paloma,

      Como todo lo que está relacionado con la educación infantil, depende de la madurez emocional, responsabilidad y circunstancias de cada niño. No obstante, los pequeños van a oír hablar del dinero en el cole, en casa, en la tele o en casa de sus amigos. Lo ven cada vez que te acompañan al supermercado o a comprar material escolar. Así que cuanto antes hables con ellos, mejor.

      ¿Por qué? Es importante que crezcan con hábitos saludables (que sepan ahorrar, que no gasten más de lo que se tiene, que aprendan a diferenciar lo que quieren de lo que es necesario, que aprendan a valorar lo que ya tienen, etc.). Y estos hábitos los adquirirán siguiendo tu ejemplo y hablando contigo acerca del dinero.

      Los niños a los 4 años ya asocian monedas y billetes con poder comprar cosas. Así que aprovecha las situaciones cotidianas como ir al supermercado o cuando empiezan a tener sus primeros ahorros dentro de un simpático cerdito-hucha.

      Es importante que les hables del dinero en términos que puedan entender y eso cambia con cada edad. A partir de los 4 puedes comenzar a hablarles del dinero en estos términos:
      – Necesitamos dinero para comprar cosas.
      – Consigues el dinero trabajando.
      – Muchas veces tendrás que esperar antes de comprar algo que te gusta.
      – Las diferencias entre lo que necesitas y lo que quieres.

      Para saber más acerca de qué temas (relacionados con el dinero) puedes hablar con tus hijos y a qué edad te recomendamos que consultes esta página web: http://moneyasyougrow.org.

      Un saludo.

Publica tus comentarios