Una nueva escuela para los niños de Krapeu

La destartalada escuela que aparece en la foto, situada en una zona remota de la provincia camboyana de Battambang, tiene los días contados. La construcción por parte de Educo de un nuevo centro de enseñanza primaria en Krapeu, en una área de difícil acceso, permitirá que 560 niños y niñas de la zona puedan estudiar en condiciones. El pueblo de Krapeu está situado a 75 quilómetros de la ciudad de Battambang, capital de la provincia homónima, en una zona de la jungla que ha sido despejada para acoger a familias que han sido reasentadas o han emigrado.

Kapreau

Kapreu necesita una escuela

El acceso a Kapreu es por un camino de tierra que se vuelve casi intransitable para vehículos durante la temporada de lluvias. La escuela primaria estatal más cercana está a doce quilómetros de distancia y se encuentra en muy mal estado de conservación. Las malas condiciones del centro y la lejanía desde la ciudad, además de afectar directamente a los niños, comportan también que la escuela tenga muchas dificultades para atraer a maestros cualificados. Muchos de los que hay actualmente están ausentes la mayor parte de los días. Todo ello redunda muy negativamente en la educación de los pequeños.

Actualmente, la población de Krapeu está creciendo y muchos niños que actualmente no asisten a la escuela irían a clase en un centro en condiciones, atendido por profesorado cualificado.

Ante esta situación, el Departamento Provincial de Educación pidió a Educo la construcción de una nueva escuela, al igual que ya hacemos en otra provincia del país (Kratie) donde estamos construyendo tres centros educativos. El proyecto que vamos a desarrollar prevé un edificio con seis aulas y con un espacio anexo para destinarlo a vivienda de los maestros y garantizar así su presencia permanente en el centro.

Proyectando la nueva escuela junto a la comunidad

El proyecto ha sido debatido públicamente en reuniones con padres, ancianos, líderes comunitarios y los propios niños. La idea ha sido buscar su participación y recoger sugerencias y opiniones para incorporarlas en el diseño final. Además, se ha constituido un comité de adultos que servirá de enlace con los equipos contratistas.

Las dificultades para el transporte de los materiales de construcción a una zona tan remota y sin carreteras serán enormes. Si bien en el caso de Kratie, se tuvo que transportar el material a través de pequeñas embarcaciones por el río Mekong, en Krapeu, la comunidad local se ha movilizado para condicionar el camino antes de la época de lluvias.

La nueva escuela, que se espera esté terminada a finales de año, permitirá que cerca de 560 niños de Krapeu y de su entorno, en el distrito de Bavel, puedan disponer de unas instalaciones en condiciones para aprender. Las autoridades educativas han indicado que, fuera del horario lectivo de primaria, también utilizarán el nuevo equipamiento para dar clases de secundaria, lo que ayudará a combatir los altos niveles de abandono escolar en el país, donde el 60% de los niños que empiezan la escolarización no finalizan el nivel de secundaria. Además, la escuela también funcionará como centro para toda la comunidad, donde se podrán impartir talleres de alfabetización.

Derechos de las imágenes: Educo.

Publica tus comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.