Un picnic saludable: la mejor forma de reunirse en familia

Ahora que los días se alargan y hace buen tiempo, desde Educo te traemos una propuesta irresistible: ¡un picnic en familia! Te proponemos a cocinar con los niños, preparar una cesta con rica comida casera y luego vivir una divertida tarde con tus seres queridos. Suena fantástico, ¿verdad?

Y todo esto para aprovechar que el 18 de junio es el Día Mundial del Picnic y qué mejor manera de festejarlo que organizando uno. ¿Te sumas a nuestra idea? Entonces no te pierdas el post de hoy: te traemos algunas ideas para preparar un picnic saludable para compartir en familia.

Enseña a los peques a llevar una vida saludable

Una alimentación saludable es fundamental para ser feliz y mantenerse sano, ya lo hemos comentado en anteriores post y no nos cansamos de repetirlo: tú, como padre, tienes la responsabilidad de enseñar a tus hijos a comer bien, esto es a comer de todo un poco pero de manera moderada. Y para ello no hay nada mejor que compartir tiempo con los peques porque la mejor forma de enseñarles es dándoles un buen ejemplo.

Si tus hijos se niegan a comer verduras, ya sabes lo que tienes que hacer: muéstrales como a ti te encantan y busca opciones para incorporarlas en la dieta familiar. Involucrar a los peques en las compras, en las decisiones alimentarias y fomentar su educación nutricional mediante juegos es una lección de vida para ellos.

Comer en familia: un picnic

No lo dudes, siéntate a la mesa con ellos, conversa, escúchalos y comparte los alimentos para que vean que es necesario comer de todo para crecer sanos y fuertes. Comer en familia es importante porque te da la oportunidad de predicar con el ejemplo, enseñarles modales en la mesa y sobre todo, compartir tu tiempo con ellos. Piensa que el tiempo no se detiene y cuando te des cuenta, ya serán mayores.

Eso sí, no olvides que otra de las bases de una vida saludable es el ejercicio. Es muy recomendable que, tanto tú como tus hijos, llevéis llevar una vida activa. ¿Qué tal si os divertís jugando al fútbol, a tenis o montáis en bicicleta?

Por eso nos ha encantado la idea de un picnic familiar: ¡es la oportunidad perfecta para comer en familia y disfrutar de actividades al aire libre! No lo dudes: coge la bici, la pelota, los patines o lo que se te ocurra, cualquier “excusa” es buena.

Si no te gustan demasiado los deportes, no te preocupes: puedes invitar a tus peques a hacer actividades más tranquilas pero activas, como recolectar hojas o piedras, buscar insectos o huellas de animales, fotografiar plantas y animales. Incluso llevar juegos de mesa al picnic puede ser una buena idea. Muchos juegos de mesa enseñan a los niños a concentrarse, a plantear estrategias y a aprender a competir sanamente. Como ves, las opciones son múltiples. Lo importante es aprender todos juntos la importancia de cuidar el cuerpo y la mente.

Cómo organizar un picnic saludable

Veamos juntos algunos consejos para preparar un picnic saludable y delicioso.

Picnic sano

1. Preparar comidas variadas y equilibradas

No es necesario que sean recetas espectaculares salidas de una revista gourmet pero sí que incluyan todos los nutrientes necesarios. Para ello, puedes consultar la pirámide alimentaria infantil. Seguramente, te servirá de ayuda para determinar los alimentos que debes incluir y cuáles es preferible que moderes.

2. Busca comidas que puedan conservarse bien en una nevera portátil

No todas las comidas se mantienen en correctas condiciones durante varias horas fuera de la nevera. Elige recetas que puedan conservarse en buen estado a pesar de no estar refrigeradas totalmente, como por ejemplo las piezas de fruta enteras o las preparaciones cocidas o con arroz.

3. Prepara un menú equilibrado

Parece difícil pero no lo es. Para ayudarte, te dejamos algunas ideas de recetas fáciles de transportar y perfectas para un picnic. Para la comida, ¿qué te parece preparar una rica ensalada de arroz con pollo o atún, maíz y guisantes? Lleva contigo mayonesa o salsa rosa en pequeños sobres para incorporar a último momento y evitar que pueda fermentarse.

Si eres de los sándwiches o bocatas, no podrás resistirte a un bocadillo de tortilla pero… ¿y si le incorporas aguacate y pechuga de pavo también? De esta manera aumentarás su valor nutricional y obtendrás un sabor inigualable. Otra interesante opción es el panini caprese, preparado en base a pan, queso, tomate y albahaca, muy ligero y ¡riquísimo!

Otras buenas ideas para la comida son las quiches. Una quiche de jamón y queso incluye por ejemplo lácteos, hidratos de carbono y proteínas, todo en una única preparación y se puede comer tanto fría como caliente. Si te animas, te recomiendo una quiche de espinacas, tomates y queso, una receta de verano imperdible.

De postre, la mejor opción son siempre las frutas. Como te decía en el anterior punto, puedes llevar piezas de frutas pero si crees que esto es demasiado aburrido, siempre puedes “tatuar plátanos” y sorprender a tus peques con esta idea. ¿Cómo? Muy sencillo: dibujas sobre la cáscara del plátano calando con un cuchillo y la propia oxidación hará aparecer como por arte de magia un tatuaje en la fruta. ¡Qué divertido!

Si en casa todos mueren por los dulces, dale un gusto a tu familia y prepara una tarta casera como la que te propusimos tiempo atrás y que puedes ver aquí.

4. Opta por snacks saludables

Sí, no nos hemos vuelto locos: es posible crear snacks saludables en lugar de las patatas de bolsa que vuelven locos a los niños… ¿Te sorprendería saber que puedes preparar en casa chips de fruta desecada? Quedan crocantes y deliciosos, tanto que los peques ¡no dejarán ni uno!

Otras buenas opciones son los frutos secos o hacer palitos de verduras y llevar queso para untar, verás como de esta manera nadie se resiste a comer las más variadas verduras. ¡Y es que el sabor es magnífico!

5. Meriendas nutritivas y variadas

¿Y para merendar? Puedes llevar listas unas ricas brochetas de frutas variadas, eso sí: no olvides rociar la fruta con un poco de zumo de limón para evitar la oxidación y colócalas en un tupper para evitar que se machaquen en el viaje. Las galletas de avena acompañadas por yogur o los brazos de gitano también pueden ser una interesante alternativa, sobre todo si preparas la masa en casa y utilizas mermelada casera baja en azúcares y frutas para rellenarlos.

6. Bebidas sanas para toda la familia

El agua es la bebida más recomendable porque sacia la sed sin aportar azúcares al organismo pero, por supuesto, puedes llevar naranjas y un exprimidor para hacer zumos naturales u optar por comprar zumos en el supermercado. En este caso, recuerda observar las etiquetas para adquirir el zumo más saludable.

Si a tus peques les gusta, el gazpacho es muy refrescante y una buena manera de incluir vegetales en su dieta sin que casi se den cuenta.

¿Qué te parece la idea? ¡Todos a preparar un picnic familiar este mes!

Además, nos encantaría ver lo bien que te lo pasas con tus seres queridos. Por ello te animamos a que compartas con nosotros una foto a través de redes sociales (puedes mencionarnos en Twitter escribiéndonos a @Educo_ONG) y nos enseñes lo bien que os lo estáis pasando todos juntos.

Derechos de las imágenes: photoflux, PhotlPaul, Pequerecetas, Showfoodchef, Pequerecetas.

Publica tus comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.