“Un cargamento de alegría”

Así definen maestros y alumnos de las escuelas de Guayaquil con las que trabajamos la llegada de nuevo material escolar y didáctico. A lo largo del curso que acaba de finalizar en Ecuador, hemos entregado recursos educativos a 41 centros de los barrios del Guasmo e Isla Trinitaria, dos de las zonas más marginales de la ciudad. En algunos de estos centros, además, hemos renovado las mesas y las sillas de las aulas.

Este es el caso de la escuela Rommel Vásquez Palomino, de Isla Trinitaria, donde los alumnos más pequeños de educación infantil han podido estrenar el nuevo mobiliario, que ha sido acogido con las caras de alegría que recoge la fotografía superior. A partir de ahora, los pequeños podrán aprender y jugar en un entorno confortable, muy diferente de las desvencijadas mesas y sillas con que contaban hasta hace poco.

Este colegio, junto con el resto de centros de infantil y primaria que apoyamos en la ciudad ecuatoriana, disponen también de nuevos recursos educativos para reforzar el aprendizaje de sus cerca de 30.000 alumnos. Este año hemos hecho un esfuerzo especial para reforzar el área de matemáticas y hemos entregado Torres de Hanoi y Torres Jenga, dos divertidos juegos que fortalecen el pensamiento lógico y la habilidad mental de los estudiantes, convirtiendo el ejercicio de los números y el cálculo en un pasatiempo. De manera paralela, los profesores reciben formación específica para que las clases sean mucho más dinámicas, lúdicas y participativas, despertando así la motivación de los estudiantes para aprender.

La entrega de estos materiales se realiza de manera coordinada con las autoridades educativas de los dos distritos.

Material-Didáctico-guayaquil

Un grupo de alumnos del barrio de Isla Trinitaria se muestra feliz con las torres de Hanoi recibidas en su colegio.

Publica tus comentarios