¿Tus hijos navegan seguros por Internet?

No cabe duda. Internet es una herramienta maravillosa para los niños. Desde casa pueden acceder a un mundo lleno de información, personajes y lugares que posiblemente estarían fuera de su alcance sino fuese por la magia del mundo virtual: museos, ciudades, conferencias, zoológicos, escuelas, programas, documentación que necesitan para los trabajos escolares, juegos educativos, información para cultivar sus propios intereses… ¡La lista es interminable!

Pero esa misma red virtual, libre y sin censuras también abre las puertas a un mundo de contenidos peligrosos. Según UNICEF, aproximadamente dos millones de niños son utilizados en la “industria del sexo” anualmente y más de 1 millón de imágenes de entre 10.000 y 20.000 niños circulan por Internet, convirtiéndolos en victimas de abuso sexual. Además, según la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos, el 31 % de las víctimas de robo de identidad son jóvenes. A nivel europeo se han tomado varias iniciativas (en inglés) para crear sistemas de seguridad y prevención y han sido recogidas en el Programa Safer Internet, que ayuda a proteger a los niños del mal uso de internet.

Aún así es importante mantener una actitud proactiva y establecer unas normas para que los más pequeños aprovechen todas las ventajas de Internet de manera segura.

Claves para un buen uso de Internet

Comunicación

Como en todo lo relacionado con la educación, la comunicación resulta clave. La mejor manera de proteger a tus hijos de los peligros de Internet es hablando con ellos y cuanto antes mejor. Si conoces los gustos de tu hijo y compartes alguna de sus aficiones o intereses, esto ayudará a establecer una línea de comunicación sana. Es importante informarse sobre qué tipo de páginas y redes sociales le gustaría consultar y asegurarse de que son seguras y aptas para su edad. Sin asustarles, hay que enseñarles a que te informen si encuentran en Internet algo que les parezca extraño o que les haga sentirse amenazados o incómodos. Dependiendo de la edad que tengan, es importante informarles también de los virus, que a veces se cuelan al descargarse programas o juegos y cómo pueden afectar.  Si tus hijos son algo más mayores, sabrán lo que es el cyberbullying o ciberacoso, el daño más común que sufren los niños en la red por parte de personas que ya conocen. Enséñale a no responder a los mensajes de acoso que recibe y a copiarlos. Juntos decidiréis qué hacer.

Establecer reglas y expectativas

Conviene establecer reglas sobre el uso de Internet que hagan tus pequeños: cuánto tiempo, qué clase de contenidos, sitios y buscadores así cómo las redes sociales que pueden visitar. También hay que enseñarles a no subir fotos ni comprar algo por internet sin consultarte. Tus hijos deberían saber cuáles son tus expectativas y valores acerca del uso de Internet. Cuánto más claro sea tu mensaje, mejores decisiones tomarán.

Restringir el uso

Todos los ordenadores, tabletas y teléfonos móviles tienen un modo de restringir el acceso a contenidos, números y buscadores.  Incluso puedes bloquear el envío de información específica como números de teléfono, direcciones, números de tarjeta de crédito, etc. También existen programas de control parental que permite gestionar lo que tu hijo ve online mientras tu no estás en casa. A nivel técnico funcionan como un antivirus, que filtra categorías y contenidos específicos o que incluyen palabras clave.

También hay aplicaciones que se pueden utilizar para control parental según edad, intereses y sistema operativo. Para ver una lista y sus características, haz clic aquí.

6660141777_f3c5978a8e_b

Crear contraseñas seguras y mantenerlas en secreto

Ayúdale a pensar en una buena contraseña, normalmente una combinación de mayúsculas, minúsculas, símbolos y números. Es importante que no la compartan, ni con su mejor amigo.

El ordenador en casa

Si son pequeños, procura que el ordenador se quede en una zona común de la casa y no en su dormitorio.

Emails

Hay muchos servicios de email y redes sociales creados especialmente para los más pequeños. Consulta estas páginas para aprender más: Maily, Kidsemail y Togetherville para familias.

Favoritos

Marca los sitios preferidos de Internet de tus hijos como favoritos para que puedan acceder a ellos fácilmente.

Finalizar la Sesión

Antes de cerrar o apagar el ordenador, sobre todo en ordenadores del colegio, bibliotecas o públicos, hay que  cerrar la sesión para evitar que la próxima persona que utilice el ordenador no acceda a información personal.

Evitar responder

Enséñales a no responder a anuncios o a emails de desconocidos. No todo lo que sale en Internet es verdad y muchas personas online no son lo que dicen ser. Además, una vez que algo se cuelga online, es casi imposible eliminarlo.

En un mundo cada vez más virtual es importante considerar los peligros de Internet y saber cómo evitarlos.  También hay que reconocer todos los aspectos positivos que tiene y saber cómo aprovecharlos al máximo Para ello hay que tener una buena comunicación con tus hijo. Recuerda que la mayoría de los niños confían en sus padres a la hora de tomar decisiones y que  la mejor manera de proteger a tus hijos online es hablando con ellos. ¿Qué haces tu para proteger a los tuyos?

Derechos de imágenes: Jean Pierre Dalbera,  Brad Flickinger.

Publica tus comentarios