¿Te imaginas que tu casa se convierte en el lugar más peligroso del mundo?

Imagínate que tu hogar, que es tu más preciado refugio, se convierte de la noche a la mañana en el lugar más peligroso del mundo. Imagínate que tu calle, en la que has jugado toda la vida, es de repente un infierno donde pueden pasar las más terribles pesadillas. Piensa por un momento que en tu amado país ya no hay recursos para todos y quieres una vida digna para ti y los tuyos. ¿Qué harías? Seguramente huir y buscar otras tierras y lugares más amables donde empezar de nuevo o simplemente poder empezar.

Aquí comienza otro capítulo más de la ya voluminosa Historia de la Inhumanidad. Una vez sales de tu tierra, te espera un camino angosto y tortuoso en dominios de mafias, traficantes de humanos y xenófobos que te acusan de los peores crímenes. Atrapado entre países fronterizos, eres un ser humano sin rostro rodeado de concertinas. Y mientras tanto ruge en la lejanía el monstruo del racismo. Solo unos pocos alcanzarán la tierra prometida.

No, esto no es una ficción ni la sinopsis de una nueva serie. Esta es la cruda realidad para 65 millones de personas en el mundo, de los cuales 28 millones son niños. Una infancia sin infancia expuesta a violencia y abusos. Una realidad que afecta a todos los continentes en especial a países como Siria, Afganistán, Somalia, Sudan del Sur y Sudán. Una crisis humana sin precedentes.

Una crisis de seres humanos que ahora afecta directamente a Europa. Una vieja Europa que simplemente parece no saber qué hacer mientras miles de personas se ahogan en el Mediterráneo. Que permanece impasible ante la mayor tragedia continental desde la II Guerra Mundial. Una Europa que se va apagando, mas desunida que nunca. ¿Qué queda de aquel continente que enseñó al mundo como superar dos guerras atroces y del que nos orgullecía formar parte?

¿Qué podemos hacer?

No podemos quedarnos callados, por eso, te invitamos a adherirte con nosotros a estas dos campañas para exigir a Europa y a nuestro gobierno en particular a que cumplan los compromisos adquiridos en esta llamada crisis de los refugiados.

#VenidYa Este es el lema de una campaña puesta en marcha por más de 50 organizaciones sociales con el que se quiere exigir al Gobierno de España que cumpla con el compromiso de acogida de personas refugiadas que exige la Unión Europea. Según le asignó la UE, nuestro país debería recibir a más de 17.000 personas y hasta el momento apenas ha abierto las puertas al 7% de ellas. La situación es grave por muchos motivos, principalmente por el humanitario, pero también por la multa de la UE que ronda a países como España que no está cumpliendo con lo prometido.

Sick of waiting (hartos de esperar) En 2015, los países europeos se comprometieron a acoger 120.759 personas refugiadas antes del fin de septiembre 2017 y el 74% aún sigue en un limbo esperando su destino. Los gobiernos europeos están fallando, pero la sociedad civil global, no. En la página web la solidaridad internacional queda plasmada en un mapa donde se muestra, por un lado, las personas y entidades que se adhieren a esta iniciativa y por el otro, las personas refugiadas que están a la espera de acogida. El 28 de junio se realiza una acción de incidencia política en el Parlamento Europeo para exigir que agilicen sus procesos.

Obliguemos a nuestros gobiernos a poner fin a esta vergüenza, y aprovechemos para recordárselo hoy, que es el Día de los Refugiados.

Derechos de imagen: Trocaire

Publica tus comentarios