Superalimentos: 12 alimentos para niños ¡super poderosos!

En los últimos años, la preocupación por la alimentación saludable de toda la familia ha ido en aumento. Poco a poco, comenzamos a tomar consciencia de la importancia de los alimentos que ingerimos en el crecimiento de nuestros hijos, el control de la obesidad y otras enfermedades e incluso, en la felicidad. Sí, como lees, porque como ya hemos visto en un anterior artículo: comer bien es una de las claves para ser feliz.

Por comer bien no nos referimos a evitar de cuajo ciertos alimentos sino a llevar una alimentación equilibrada, donde la base sean las verduras y las frutas, los cereales completos y las carnes magras. No se trata de evitar alimentos sino de consumir todo en su justa medida.

Ahora bien, ¿sabías que existen ciertos alimentos que por sus características se consideran superalimentos? Sí, como lees: se trata de alimentos con algún que otro “superpoder”. Seguro que esta idea puede servir de motivación a los peques para probarlos. ¡Descubrámoslos!

¿Qué son los superalimentos?

Los famosos superalimentos son, como bien nos explican en la web especializada en alimentación Pequerecetas,  “una serie de alimentos que por sus cualidades nutricionales tienen propiedades beneficiosas sobre la salud, como por ejemplo, la capacidad de disminuir el riesgo de enfermedades como el cáncer o problemas cardiovasculares”.

Es decir que los superalimentos destacan dentro del abanico de alimentos por poseer una gran cantidad de nutrientes esenciales para nuestra salud y la de los más pequeños de la familia. Pero no sólo por eso son tan especiales sino porque aportan un gran número de beneficios a la salud de manera natural, sin haber sido procesados.

4 motivos para incluir los superalimentos en la dieta infantil

because the kindergarten has been closed by "flu".

Seguramente te estarás preguntando: si llevo una alimentación equilibrada, ¿por qué debo preocuparme por incluir estos superalimentos en las comidas diarias? La respuesta es muy sencilla:

  1. Los superalimentos aportan una gran cantidad de nutrientes, como minerales, vitaminas y antioxidantes que son esenciales para nuestro organismo.
  2. Ayudan a mantener tu cuerpo sano, previniendo enfermedades e incluso, ayudando a hacerles frente.
  3. Son naturales: no se trata de alimentos procesados ni con ninguna clase de agregados. Pueden consumirse al natural y ¡son deliciosos!
  4. El consumo de superalimentos se nota rápidamente: no sólo sentirás mayor energía, sino que tu cabello y tu piel brillarán más.

¿Te hemos convencido de incluir los superalimentos en la dieta infantil y de toda la familia? Vamos entonces a descubrir algunos de ellos.

12 superalimentos: descubre sus nutrientes

Quinoa

La quinoa ofrece un elevado aporte de proteínas, además de aportar hierro, fósforo, magnesio, calcio, potasio, hidratos de carbono complejos y vitaminas variadas. Al tratarse de un alimento sin gluten, se recomienda en dietas celíacas, aunque su consumo es muy aconsejable en general ya que refuerza el plasma sanguíneo y ayuda a combatir el cansancio.

La quinoa da mucho juego en la cocina, pudiendo preparar un montón de recetas diferentes como tortilla de quinoa o brownies de quinoa.

Chía

Estas pequeñas semillas se han vuelto realmente famosas a lo largo y ancho del mundo en los últimos años. Conocidas por ser fuente vegetal de Omega 3 y fibra, se les atribuyen los efectos de aumentar la energía, estabilizar el azúcar en sangre (puede ser una buena opción a consultar con el pediatra en casos de diabetes infantil) y ayudar a la digestión. ¿Te animas a preparar un budín con semillas de Chía?

Alga espirulina

El alga espirulina aporta proteínas, minerales, vitaminas y ácidos nucleicos, ayudando a mejorar el metabolismo, a absorber los nutrientes de los alimentos y actúa potenciando el sistema inmune, además de funcionar como antialérgico y descongestivo. Si no sabes cómo prepararla, te contamos que suele consumirse en batidos aunque también puedes utilizarla en preparaciones más amigables para los niños como estos nuggets de elote y espirulina.

Huevos

No todos los superalimentos son “tan originales”. Algunos están entre nosotros hace años y los consumimos de manera habitual, como los huevos que son una buena alternativa de proteínas a la vez que aportan aminoácidos esenciales.

Arándanos

Estas pequeñas frutas contienen antocianos y carotenoides, vitamina C y fibra. Su efecto antioxidante y antiinflamatorio los hace ¡ideales para incluir en la dieta habitual! Son antisépticos y por ende, muy recomendados en casos de infecciones urinarias. ¡Además son riquísimos!

Calabaza

Rica en beta-caroteno, ayuda a proteger el estado de la piel y los tejidos, además de abogar por el buen funcionamiento del sistema de defensas.

Sardinas

El omega 3 es el componente que destaca en las sardinas, aunque también debes saber que contienen calcio, magnesio, hierro, fósforo, potasio, zinc, cobre, manganeso y vitaminas B. Como sabemos que los peques pueden resistirse a ellas, te recomendamos camuflarlas. ¿Qué tal una pizza con sardinas?

Aceite de oliva

No es de extrañar que los pediatras suelan recomendar aliñar los potitos infantiles con aceite de oliva virgen extra. Sus componentes ayudan al intestino a asimilar el calcio.

Lentejas

Lograr que los peques coman legumbres puede ser una tarea difícil pero ¡merece la pena intentarlo! Las lentejas aportan proteínas de alta calidad, además de hidratos de carbono, antioxidantes, vitaminas y fibra. Intenta preparar hamburguesas de lentejas, verás como nadie se resiste a ellas.

Remolacha

Fuente natural de folato y dueña de antioxidantes naturales, la remolacha es un protector natural para combatir el cáncer. ¡Y está buenísima!

Brócoli

El brócoli aporta un sinfín de vitaminas y minerales pero destaca por su efecto antioxidante y desintoxicante.

Polen

Aminoácidos esenciales, proteínas, betacarotenos y vitaminas del grupo B son los aportes de este superalimento. Puedes incluirlo en zumos o yogures.

Hay muchos otros superalimentos que puedes incorporar en tu menú semanal como la canela, la cúrcuma, las ciruelas secas, el zumo de granada, la naranja o la col. No dudes en consultar a tu médico nutricionista al respecto.

Derechos de las imágenes: Aislinn Ritchie, yoshiyasu nishikawa

Publica tus comentarios