Solos en casa, sin vacaciones y sin su única comida completa al día

Cuando acaba el curso escolar, muchos niños y niñas en España se quedan solos en casa porque sus padres trabajan con jornadas interminables y nadie puede hacerse cargo de ellos. Y es que las consecuencias de la crisis han hecho mella: en España más de 2,5 millones de personas trabajan pero no pueden salir del círculo de la pobreza, son los llamados trabajadores pobres.

Son personas con trabajos precarios que apenas dan para vivir y que no permiten ningún extra: ni vacaciones, ni colonias ni siquiera alguien que pueda cuidar de sus hijos mientras ellos cumplen con su horario laboral. Mientras los padres trabajan los niños tienen que quedarse solos en casa y sin su única comida completa al día.

Estos hogares viven una situación dura y sorprendentemente no reciben ningún tipo de ayuda: según datos de nuestro último estudio Nativos de la crisis: los niños de la llave, ocho de cada diez hogares de trabajadores pobres no reciben ninguna prestación. Así, cuando acaba la escuela, 580.000 niños y niñas tienen que pasar el verano solos en casa. Son los “niños de la llave”: niños que pueden entrar y salir de sus casas sin que nadie los controle porque tienen la llave de sus hogares.

Una alternativa a la soledad

Por eso, y a pocas semanas de que el curso escolar acabe y lleguen las vacaciones, lanzamos el programa de becas comedor verano  que atiende a niños de familias de toda España con dificultades económicas ofreciéndoles una comida completa al día y actividades lúdicas y deportivas durante los meses de verano.

Desde Educo, te pedimos tu colaboración ante esta situación tan delicada para ayudarnos a garantizar que también en verano los niños que lo necesiten puedan tener una actividad con un comedor que les proporcione, al menos, una comida diaria completa y nutritiva y en muchos casos también un desayuno o una merienda. Si quieres hacer una aportación, puedes hacerlo a través del teléfono 902 19 19 19 o entrando en educo.org.

Puedes leer el informe completo Nativos de la crisis: los niños de la llave aquí.

Publica tus comentarios