Smartick, el método online español para aprender mates

Si a tus hijos les cuesta aprender mates, estás tardando en conocer Smartick, un método online de enseñanza de las matemáticas destinado a niños de 4 a 12 años. Fue ideado en 2009 por dos españoles Daniel González de Vega y Javier Arroyo y durante estos cinco años ya lo han probado 32.000 familias. ¿El secreto de su éxito? Smartick propone a tus hijos 15 minutos al día de ejercicios a través de la gamificación. Así las mates se hacen divertidas.

La inspiración de Smartick viene del sistema Kumon. ¿Te suena? Es un método de aprendizaje creado por el japonés Tōru Kumon que tiene como finalidad ayudar a los niños a estudiar por sí mismos a través del uso de cuadernillos de ejercicios. Dado que se trata de un modelo individualizado para cada alumno, estos evolucionan a su ritmo independientemente de la edad y de sus capacidades. Y es aquí, precisamente, donde coincide con Smartick, porque este método online de aprendizaje de las mates asegura adaptarse al nivel de tu hijo. “Nosotros somos como un entrenador personal de cada niño al que se le va poniendo justo en el nivel que precisa, listo para avanzar pero con confianza”, asegura uno de los cofundadores de Smartick en una entrevista en El País.

Smartick, el método online español para aprender mates-interior

Según sus creadores, un cuarto de hora diario de ejercicios es el tiempo ideal para que los niños no sólo mejoren las matemáticas sino también su concentración, hábito de estudio y comprensión lectora. Ahora bien, conviene destacar que para motivar al niño, este método recurre a la gamificación. Mientras están haciendo su sesión diaria, acumulan clicks. Una vez finalizada, acceden a un mundo virtual repleto de juegos educativos donde pueden utilizar “estos clicks ganados” con su esfuerzo. También adquieren diplomas en función de los logros que van consiguiendo. Eso sí, Smartick no es un juego, sus fundadores no quieren que se le ponga esa etiqueta, ya que se trata de “matemáticas serias” y no quieren que se dé la sensación de estar aprendiendo “sin esfuerzo”.

En cualquier caso, el equipo que hay detrás de esta startup tiene como objetivo que los niños no se frustren con las matemáticas. Porque muchos no se ven capaces de afrontarlas y una vez que se dan cuenta de que no son imposibles, que cogen confianza, “mejoran mucho”, en palabras de Javier Arroyo, fundador de Smartick.

¿Cómo funciona Smartick?

En un principio, basta con registrarse en la web. Disponéis de 15 días gratis para probarlo. Una vez hecho esto, el niño inicia la sesión de 15 minutos y se va encontrando con los ejercicios. No sólo practicará cálculo, también lógica, geometría y problemas. Cuando escriba su respuesta, Smartick le dará la solución al instante y si alguna actividad “se le atraganta” tiene videotutoriales a los que recurrir para aprender cómo resolverla.

Cuando tu hijo haya terminado, te llegará un email con los resultados de esa sesión. Verás el total y cada uno de los ejercicios en los que ha fallado. También es posible acceder a estadísticas para observar cómo va evolucionando en cada una de las materias (cálculo, lógica, problemas…) incluso es posible ver al detalle cómo progresa en razonamiento lógico, verbal, espacio-temporal, numérico, etc. Si además tienes alguna pregunta puedes llamar por teléfono y consultar a un equipo de pedagogos y de atención a los padres.

Una vez que lo hayáis probado durante 15 días, si os convence, el coste medio de la suscripción es de 30 € al mes, aunque el precio difiere según el número de hermanos y la temporalidad escogida (mensual, trimestral o semestral).

¿Qué os parece Smartick? ¿Os animáis a probarla?

Derechos de imagen: Smartick

Publica tus comentarios