Síntomas del maltrato familiar

El maltrato infantil es un tema tabú en nuestra sociedad. Sencillamente porque a nadie le gusta pensar en un bebé o un niño sufriendo maltratos en  manos de aquellos quienes deberían protegerles. Pero ¿sabías que 2.952 niños sufrieron maltrato familiar en España durante el 2015 (Datos obtenidos del Teléfono ANAR)? Toda una cifra, ¿no? Sobre todo si la comparamos con los 573 casos de acoso escolar (una temática en boga en los medios de comunicación) atendidos por ANAR durante el mismo año.

Como ves, lamentablente, el maltrato familiar es más habitual de lo que uno podría imaginar. Frente a esta situación, desde Educo, te invitamos a descubrir con nosotros qué es el maltrato familiar, cuáles son los síntomas que presentan las víctimas y cómo podemos ayudarles.

¿Qué es el maltrato familiar?

Maltrato familiar

La violencia familiar engloba toda clase de acción violenta, ya sea física o psicológica, ejercida por un miembro de la familia hacia otro miembro de esta. Pero hablemos particularmente del maltrato infantil, ya que son los niños en muchos casos las víctimas silenciosas de estas situaciones…

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define el maltrato infantil como “los abusos y la desatención de que son objeto los menores de 18 años, e incluye todos los tipos de maltrato físico o psicológico, abuso sexual, desatención, negligencia y explotación comercial o de otro tipo que causen o puedan causar un daño a la salud, desarrollo o dignidad del niño, o poner en peligro su supervivencia, en el contexto de una relación de responsabilidad, confianza o poder. La exposición a la violencia de pareja también se incluye a veces entre las formas de maltrato infantil”.

En conclusión, el maltrato hacia los niños dentro de la familia puede incluir:

    • golpes o cualquier acción que pueda causas lesiones físicas a los niños
    • maltrato psicológico, es decir acciones que puedan comportar daños emocionales en el niño (menospreciarle, insultarle, ignorarle de manera habitual y reiterativa, ser testigo de la violencia de género…)
    • abuso sexual
    • negligencia o falta de atención al desarrollo y las necesidades de lo niños.

Síntomas de los niños maltratados dentro de su familia

3505349701_af34ebecdd_b

Como padres y docentes debemos estar sumamente atentos para detectar los síntomas del maltrato. Recordemos que, al igual que sucede con el bullying, las víctimas suelen esconder su sufrimiento y no hablar de él pero, como bien es sabido, de una u otra manera, éste termina haciéndose patente.

Veamos juntos aquellas señales que nos pueden dar la pauta de un maltrato familiar:

  1. Las contusiones, morados, fracturas o quemaduras repetitivas pueden ser evidencia de un maltrato físico en el hogar. Generalmente, suelen presentarse en lugares del cuerpo poco habituales o que no se condicen con un posible “accidente”.
  2. Las cicatrices pueden hablar de lesiones por un maltrato de larga data. Por supuesto, hay que ser extremadamente cuidadoso en este caso ya que las cicatrices pueden deberse a un accidente y no necesariamente a un maltrato.
  3. Los daños en el área genital que no puedan explicarse claramente como un accidente así como las enfermedades de transmisión sexual nos hablan de un posible abuso sexual.
  4. En casos de abuso sexual, los niños pueden presentar dificultad para caminar, laceraciones, sangrado e inflamación.
  5. En situaciones de abandono, los síntomas más comunes son la falta de cuidado del niño ya sea en su alimentación (niños que no están bien alimentados, que no llevan comida al colegio o excursiones…), en la higiene (niños con un gran déficit de higiene que puede observarse tanto en su ropa como en su aspecto personal), heridas no curadas (por ejemplo dermatitis del pañal en caso de bebés) y/o ausencia de revisiones habituales con el pediatra.
  6. Los cambios de humor y personalidad son otro indicador de que algo está afectando al niño. El temor, el retraimiento, la inquietud, la rebeldía, la agresividad, el vandalismo, la presencia de conductas inadecuadas para su edad y la baja del rendimiento escolar pueden llevarnos a pensar que algo sucede en la viva de esa criatura.

Desde Educo, te invitamos a mantener los ojos abiertos. Ante la sospecha de que un niño sufre maltrato infantil, ¡no dudes en tomar cartas en el asunto!

Qué hacer frente a un caso de maltrato infantil

Maltrato infantil

Supongamos que sospechas que uno de tus alumnos, tu hijo o un sobrino sufre maltrato familiar. ¿Qué harías?

Sabemos que la respuesta no es fácil, así que vayamos paso por paso y veamos cómo podemos ayudar al pequeño:

En primer lugar, no hay que dudar en actuar. Puedes intentar conversar con el niño, hacerle sentir seguro y escuchar todo lo que tenga que decir. Si bien es probable que no confiese la situación de maltrato (ya sea por vergüenza o miedo), puedes leer entre letras y en base a su relato y su comunicación no verbal, observar si puedes o no estar en lo cierto. Si sientes que tus sospechas son acertadas, acude a las autoridades (policía o al juzgado para solicitar la protección del menor).

Ten en cuenta que si no estás seguro de la situación y temes equivocarte, también puedes llamar al teléfono de la Fundación ANAR (Ayuda a Niños y Adolescentes: 900 20 20 10) para explicar tus sospechas, solicitar ayuda y preguntar cómo puedes actuar frente al maltrato infantil.

Es importante que sepas además que según el artículo 2.g de la Ley de Asistencia Jurídica Gratuita, “los menores víctimas de maltrato tienen derecho a asistencia jurídica inmediata y gratuita“.

Si sospechas que algún niño que conoces es víctima de maltrato, actúa. Proteger a nuestros niños es proteger nuestro futuro.

Derechos de las imágenes: ArTeTeTra, Loryne Atoui, Lili Vieira de Carvalho, Jason O’Halloran

Guardar

Publica tus comentarios