“Siento que estoy ayudando a quien lo necesita”

Joaquim Morató es el padrino más antiguo de Educo: lleva nada más y nada menos que 23 años colaborando con nosotros y, en este tiempo, ha apadrinado a varios niños de distintos países. Actualmente tiene una niña apadrinada en Guatemala. Desde aquí le queremos agradecer su fidelidad y su compromiso con los niños y niñas que más lo necesitan.

Empezaste en 1993 ¿Qué te impulsó a ser padrino?

En aquel momento, tenía a una amiga que estaba involucrada en la fundación y me lo propuso. Eran los principios del apadrinamiento. Me pareció una buena idea y no dudé en colaborar con la entidad. Además, como anécdota, recuerdo que incluso colaboré como voluntario un día en las oficinas ensobrando cartas.

¿Qué supone para ti apadrinar? ¿Crees que es una buena fórmula para que niños y niñas de poblaciones vulnerables puedan mejorar sus condiciones de vida y su futuro?

Es un tipo de colaboración más atractivo. Aunque ya sabemos que el dinero no va directamente al niño, sino que repercute en toda la comunidad, el hecho de tener a una persona física como referencia, de la que te llegan sus fotos y sus trabajos escolares, crea un vínculo que fideliza más y hace que aumente tu implicación. La ayuda es muy importante para los niños y sus familias.

¿Has pensado alguna vez en viajar a terreno a conocer a tu niño apadrinado?

Lo pensé en alguna ocasión e incluso, una vez estuve a punto de viajar, pero al final no pudo ser. Creo que visitar a los niños, ver las escuelas donde estudian y las comunidades donde viven es importante para ver cómo se destina nuestra ayuda.

¿Animarías a otras personas a colaborar apadrinando a un niño?

Sí, claro. Y, de hecho, ya se lo he recomendado a varios amigos míos. Pienso que es una manera de canalizar una ayuda importante para unos niños que viven en situaciones muy complicadas y que todos podemos ayudar.

¿Qué sientes al formar parte de Educo durante tantos años? Que estoy ayudando a gente que lo necesita. ¿Crees que los ciudadanos estamos sensibilizados sobre las injusticias y desigualdades en el mundo?

No, no lo estamos. Sería necesario hacer mucho más. Cuando se produce una tragedia, el impacto del momento hace que la gente se mueva y se solidarice, pero después se olvida. Los medios de comunicación deberían hacer un seguimiento de este tipo de noticias para evitar que caigan en el olvido.

¿Y cómo ves el papel de las ONG?

El papel de las ONG sigue siendo muy necesario. Cubren una función que deberían realizar los Estados pero desgraciadamente, éstos no la cumplen

Publica tus comentarios