“Si pudiera cambiar las cosas…”

Andy Cuesta tiene 11 años. A pesar de su juventud, ya ostenta un cargo de responsabilidad. Y es que acaba de ser uno de los elegidos para representar a todos los niños de su ciudad (Guayaquil, Ecuador) en el recién constituido Consejo Consultivo de la Niñez y Adolescencia, un espacio creado con el apoyo de Educo para que los más pequeños puedan hacer oír su voz y participar en las políticas públicas.

Guayaquil es la ciudad con más niños y niñas del país. Por esto, la creación de este nuevo órgano ha supuesto un hito histórico en la defensa de sus derechos. El Consejo Consultivo está formado por doce niños, niñas y adolescentes en representación de toda la población infantil de la ciudad. Su misión es expresar las opiniones, anhelos y necesidades de la infancia para sean tomadas en cuenta en la definición de las políticas municipales que les afectan.

Su creación ha venido precedida de un proceso participativo impulsado por diversas organizaciones que trabajan con la infancia en el país, entre las que figura Educo. En el proceso han participado 1.200 niños y niñas de los diez distritos de Guayaquil, que han acabado eligiendo a 24 de ellos (12 titulares y 12 suplentes) para que los representen en el Consejo.

Consejo-Consultivo-Guayaquil
Foto de grupo de los niños, niñas y adolescentes que conforman el nuevo Consejo Consultivo, acompañados de los representantes municipales y técnicos de ONG que han participado en el proceso participativo.

 

“Lo que digamos debe ser escuchado por los adultos”

Uno de estos chicos es Andy, que nos cuenta su alegría por haber sido elegido y su sentimiento de responsabilidad por representar a todos los niños de su ciudad. Este es su testimonio:

“Soy Andy Jeremy Cuesta Arroyo. Tengo 11 años. Estudio en la Escuela Ecuador Antártico ubicada en la Isla Trinitaria [uno de los barrios de Guayaquil], en séptimo año. Tengo dos hermanas y una que va a nacer ¡Estoy muy contento por eso! Me gusta el atletismo y quisiera ser un gran deportista.

Participar en estos espacios de los Consejos Consultivos me ayudó mucho. Yo antes era muy tímido, pero gracias a estas reuniones he podido desenvolverme e interactuar con más personas que incluso no conocía, ahora he podido dar a conocer mis opiniones y a decir lo que pienso sin temor porque es un derecho mío y de todos los que participamos aquí.

Estoy muy contento de haber sido elegido como representante del Consejo Consultivo. La verdad es que no me lo esperaba. Yo venía con la intención de divertirme, pero agradezco a mis compañeros que me eligieron. Sé que tanto yo como mis 11 compañeros que también fueron electos representamos a todos los niños, niñas y adolescentes de Guayaquil y que todas las propuestas que hagamos serán en beneficios de todos, porque ahora sé que lo que digamos debe ser escuchado por los adultos porque es un derecho de nosotros.

Si tuviera la oportunidad de cambiar algo, quisiera que se termine el bullying en las escuelas, el trabajo de niños en la calle, el maltrato hacia los niños y que se acabe el consumo de drogas entre los niños y adolescentes”.

En Educo impulsamos proyectos para promover el respeto a los derechos de la infancia. Una de las líneas de actuación pasa por potenciar su participación en la sociedad y crear espacios donde puedan expresar libremente sus opiniones y ser consultados en aquellos asuntos que les afectan.

 

Publica tus comentarios