Shati ya está en la escuela

Sathi ya está en la escuela. Eso significa que, después de terminar la educación primaria, durante los próximos años podrá seguir estudiando la secundaria y tal vez llegar a la universidad, como es su sueño. Pero no solo eso, que ya es mucho. Para una niña de 12 años como ella tener la oportunidad de seguir estudiando significa alejarse del trabajo infantil, del matrimonio forzoso y de los embarazos precoces. Seguir estudiando significa también mostrarle a sus vecinos, a la sociedad y al mundo todo lo que ella es capaz de hacer y demostrar que el papel al que históricamente ha sido relegada no tiene que seguir siéndolo en el futuro.

Las niñas como Sathi están haciendo historia en países como Bangladesh, Burkina Faso, Guatemala y El Salvador, donde llevamos a cabo nuestro programa de Becas ELLA. Una beca es una oportunidad, todo lo demás lo ponen ellas: su fuerza de voluntad y la ilusión de darle un futuro mejor a sus familias.

Sathi

“Me gustaría asistir regularmente a la escuela, ya que cada día aprendemos cosas nuevas y nos divertimos, pero también tengo que ayudar a mis padres. Somos cinco hermanos y hermanas y todos nosotros queremos seguir estudiando para contribuir a cambiar la sociedad. Para mis padres, que tienen muy pocos ingresos, es muy difícil superar todos los obstáculos para hacer realidad nuestros sueños, así que el apoyo que recibimos de Educo es muy importante para seguir adelante.”

Gracias a las aportaciones a nuestro reto Cambia el futuro con ELLAS Sathi podrá estudiar toda la educación secundaria en Bangladesh y nos falta muy poquito para que Borsha también lo consiga. Pero también Sumaia, Sheuli, Honufa y Parvin tienen derecho a seguir estudiando y alejarse así del trabajo, el matrimonio y los embarazos precoces.

Unete_al_Reto

Publica tus comentarios