Shanta será médica

Tiene 11 años y vive con su familia en una habitación en el slum de Fasertek, un barrio de chabolas pegado a la zona diplomática de la ciudad de Dhaka, la capital de Bangladesh. Su nombre es Shanta.

Ella asiste regularmente a la escuela Educo desde las 12:30 del mediodía hasta las 15:30 de la tarde. Por la mañana, antes de la escuela y después de desayunar, trabaja durante tres horas rompiendo ladrillos. Y sigue haciéndolo después de la escuela durante dos horas más. Vuelve a casa cuando se pone el sol. Cena y se acuesta. Solo interrumpe esta rutina durante los días lluviosos y los viernes, el día de descanso escolar, cuando, en vez de descansar, trabaja todo el día. Shanta también ayuda a su madrastra con la casa y la cocina y cuida de sus hermanastros.

Su madre se fue y las dejó, a ella y a su hermana mayor, con su padre, que volvió a casarse. Shanta y su hermana viven con su madrastra y sus dos hermanastros pequeños en una sola habitación sin gas para cocinar y tienen que compartir su baño con otras tres familias. La abuela de Shanta la ayudó a conseguir el trabajo, ya que con los ingresos mensuales del padre llegan a pagar poco más que el alquiler de la habitación.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A pesar de sus condiciones de vida, Shanta no renunciará a su sueño de estudiar y convertirse en una gran doctora. Al contrario, acude sin falta a la escuela de Educo, dedica su escaso tiempo libre a las tareas escolares y se muestra agradecida por poder seguir estudiando a pesar de tener que ayudar económicamente a su familia. “Mi sueño es seguir estudiando para ser médica y así poder servir a la gente pobre de mi comunidad. Educo me ayuda a cumplir mis sueños”.

En Bangladesh, más de 7 millones de niños entre 5 y 17 años se ven obligados a trabajar para poder subsistir y ayudar a sus familias. Desde Educo les ofrecemos acceso a la educación en nuestras escuelas para niños trabajadores. Aquí pueden asistir a clase fuera de su horario laboral y, para recuperar tiempo perdido, cursar en cuatro años las materias que en el sistema educativo formal se dan en cinco. Además de la enseñanza gratuita, les proporcionamos uniformes, libros y el material escolar necesario.

Publica tus comentarios