Sabores del mundo… ¡para niños!

El 27 de septiembre es el Día Internacional del Turismo, ¿lo sabías? ¿Ya sabes cómo lo vas a festejar? En Educo, te invitamos a viajar con nosotros. Sí, no estamos locos. Te proponemos un viaje a través de la gastronomía, unas vacaciones a lo largo y ancho del mundo conociendo algunos platos típicos de diferentes países que puedes preparar en casa para disfrutar junto a tus hijos.

¿Te animas a preparar comida mexicana? ¿Y qué me dices de comida japonesa? Verás como no es tan difícil como parece y a los peques les encantará probar estos nuevos platos porque los hemos seleccionado especialmente para ellos, no sólo por su valor nutritivo sino también por su sabor, su presentación o su forma de comerse.

Acompáñanos en un viaje de sabores y colores. ¿Damos juntos la vuelta la mundo?

La importancia de una dieta equilibrada

Si te preguntas por qué es importante probar nuevos platos, nuevos sabores, aquí tienes la respuesta: la base de una alimentación saludable es la variedad. Como siempre decimos, no hay alimentos buenos y malos, sino que todos los alimentos son buenos si se comen en su justa medida. Por eso, es recomendable comer de todo un poco, basando la propia dieta y la de los niños en la pirámide alimentaria, dónde podrás observar claramente las necesidades específicas de cada etapa de la vida (no son las mismas necesidades las de un adulto que las de un niño, por supuesto).

Además, presentar nuevos platos a los niños es esencial para ayudar a los peques a probar nuevos sabores e incorporarlos a su dieta. Recuerda que un niño puede necesitar probar un alimento entre 10 y 15 veces antes de aceptarlo, ¡no te rindas! Busca diferentes maneras de presentar las verduras, el pescado, las frutas y cualquier alimento que sea un caballito de batalla de tus hijos. Verás que tarde o temprano comenzará a comer un poquito más de ellos.

Platos del mundo para niños

arroz-con-leche

Arroz con leche

Empezamos nuestro viaje por España y elegimos dentro de su rica gastronomía el arroz con leche, un plato nutritivo que aporta hidratos de carbono y proteínas, y que también se come en países latinoamericanos como Argentina, Uruguay, Venezuela y Colombia, entre otros. Por supuesto, su composición varía levemente de un país a otro aunque en todos la base es la misma: arroz cocido fermentado con leche y azúcar (nosotros te recomendamos el uso de otros endulzantes naturales en lugar de azúcar). Así, puedes preparar el arroz con leche con canela, aromatizar con cáscara de limón o para los más golosos, acompañarlo con crema untable de cacao, leche condensada o dulce de leche.

Enchiladas de pollo y verduras

¿Volamos a México para comer unas ricas enchiladas de pollo y verduras? Lo mejor de este plato es que ¡se come con las manos! Y eso a los peques les encanta, ¿verdad? Las enchiladas aportan proteínas, carbohidratos, vitaminas y minerales. ¿Qué más se le puede pedir?

Compartimos contigo una receta de enchiladas de pollo y verduras que incluye tortitas de maíz, pollo, tomates, patatas, cebolla y queso, y nada de picante. Haz la prueba, seguro que si pones acento mexicano y haces unos sombreros de papel para los niños, ¡la fiesta mexicana será todo un éxito!

Empanadas de humita

Nos vamos hacia el sur y aterrizamos en Argentina, donde comeremos unas sabrosas empanadas. En este caso, te proponemos preparar empanadas de humita o maíz. El maíz es un vegetal que vale la pena incluir en la dieta infantil porque aporta vitaminas A, B1 y B7, carbohidratos, proteínas, hierro, magnesio, potasio y zinc, entre otros minerales. Además, actúa como diurético y laxante natural, ayudando a prevenir el estreñimiento infantil.

Seguramente al pensar en Argentina, lo primero que te venga a la mente sea la carne pero hemos elegido estas empanadas porque su simpática forma suele gustar a los más pequeños. Y no olvidemos que pueden rellenarse de lo que a uno se le ocurra: carne, pollo, espinacas con bechamel, cebolla y queso, jamón york y queso, etc. Las opciones son múltiples.

Bento

bento-japon
Cruzamos el Océano Pacífico y llegamos a Japón, lugar en el que el bento es tendencia. Pero, ¿qué es el bento? Se trata de una clase de comida japonesa para llevar que asombra por sus representaciones artísticas de situaciones, muñecos o personajes de televisión.

Por lo general, el bento incluye arroz, una pieza de pescado o carne y verduras que se disponen como decoración dentro de la bandeja o tupper. El charaben bento es la tendencia más conocida precisamente porque intenta presentar la comida de forma divertida. ¿No te encanta la idea? Con un poco de maña, tú también puedes preparar la comida de tus hijos de manera original. Seguro que así se comen todo sin rechistar, incluso los vegetales.

Para llevar a cabo las creaciones artísticas, tan sólo debes pensar en un plato nutricionalmente equilibrado y luego imaginar qué imagen podrías construir con sus ingredientes, aprovechando las formas naturales y los colores de cada uno. Por ejemplo, el arroz se puede modelar para “construir” animales o las salchichas pueden usarse como el cuerpo de un cerdito (por su color).

Lasaña de carne y espinacas

Volvemos a Europa, ya casi es hora de volver a casa, pero antes pasamos por Italia para comer una lasaña de carne y espinacas para chuparse los dedos. Hidratos de carbono, proteínas, minerales, vitaminas… todo en una única porción de lasaña. Por supuesto, tú puedes optar por los ingredientes que más te gusten. Nosotros te aconsejamos la lasaña de espinacas porque, por lo general, a los peques les cuesta comer “cosas verdes” y esta es una buena manera de disfrazar la espinaca y lograr que la coman sin problemas.

¿Qué tal lo has pasado? ¿Has disfrutado del viaje? Esperamos que sí y que estos sabores del mundo conquisten el paladar de tus hijos ¡y de toda tu familia! Recuerda que ¡comer bien ayuda a ser feliz!

Derechos de las imágenes: left-handManuel Martín Vicentegamene, gamene.

Publica tus comentarios