¿Quién fue Arnold Gesell?

Tal y como apuntamos en un post publicado aquí en Cuaderno de Valores, los grandes pedagogos de la historia han planteado distintas formas y métodos de educar. Si no has tenido la oportunidad de leerlo, te animamos a hacerlo aquí para que descubras que, a pesar del tiempo transcurrido, algunas de sus ideas y tendencias siguen inspirando a colegios, maestros y pedagogos actuales. En esta misma línea, hoy queremos recordar quién fue Arnold Gesell y cuál fue su aportación en el campo de la educación infantil.

Desde niño Arnold Gesell observó el crecimiento de sus hermanos menores y jugando con ellos se interesó en cómo aprendían. Dicen que jugando se aprende y en el caso de Gesell, el jugar le hizo seguir observando y analizando la conducta infantil a lo largo del desarrollo (desde la infancia hasta la adolescencia) y se convirtió en uno de los psicólogos y pediatrías más influyentes de la historia.

Sus pasiones: la psicología, la historia y la filosofía

Aparte de la educación infantil, a Gesell le interesaba la psicología, la historia y la filosofía. De hecho se licenció en esta última, recibiendo su doctorado en el año 1906. Trabajó como profesor, director de enseñanza secundaria y en escuelas para personas con discapacidades mentales. Con su espíritu humanista y su afán de seguir aprendiendo, Gesell quiso convertirse en médico. Estudió en la Facultad de Medicina de la Universidad de Wisconsin y más tarde, mientras terminaba sus estudios, ejerció como profesor asistente en la Universidad de Yale donde fundó una Clínica de Desarrollo Infantil y completó su doctorado en medicina en 1915, consiguiendo una cátedra como profesor.

7242170060_c83e863308_b

Dedicado en cuerpo y alma a la educación infantil, Gesell escribió varios libros, uno de los cuales se convirtió en película: The Mental Growth of the Preschool Child. Además, concibió una cámara, la cámara Gesell, para observar la conducta en niños sin ser perturbado o que la presencia de una persona extraña cause alteraciones. Hoy en día se sigue empleando.

Tras observar el desarrollo de niños de edades diferentes, Gesell pudo clasificar sus conductas y plasmarlas en libros específicos para cada edad. De hecho, fue uno de los primeros en introducir las ideas de desarrollo de los niños a los padres.

La línea de pensamiento de Gesell

Su teoría, una de las más antiguas, pone énfasis en la madurez del niño en cada etapa. Este teoría, llamada teoría de la maduración, sugiere que el desarrollo educativo está determinado por la biología y la herencia. Él creía que hay patrones predecibles de comportamiento para cada edad y que “esas normas podían ser utilizados como un estándar para juzgar el crecimiento y el éxito educativo.” Es decir, Gesell vio una relación entre el desarrollo de un ser humano y la evolución de la humanidad; y le interesó más estudiar la influencia que el desarrollo y la personalidad ejercen sobre la conducta, que investigar sobre estas estructuras.

Con respecto a la educación del niño, Gesell propuso una actitud intermedia entre el método autoritario y el permisivo y confiar en la autorregulación, porque creyó en la sabiduría de la naturaleza y en que el educador debe dejarse inspirar por el propio niño. Gesell creía que las habilidades aparecían cuando los niños alcanzaban un estado de maduración apropiado. Es decir, cada habilidad solo aparece cuando el niño está preparado para adquirirla.

A pesar de todo, Geselll recibió críticas. Mientras afirmaba que la capacidad para aprender nuevas habilidades no aparecía antes de que su proceso madurativo lo permitiera, algunos pedagogos y expertos en educación infantil critican no dar importancia al ambiente y al aprendizaje.

No obstante, en la actualidad, existen colegios y guarderías donde se sigue implementando las ideas de Gesell. Los colegios Montessori, por ejemplo, coinciden en las escalas evolutivas de desarrollo infantil de Gesell, la psicomotricidad, el lenguaje y las operaciones mentales.

¿Qué opinas tu de las ideas de Arnold Gesell? ¿Crees que los educadores de hoy deben inspirarse en el niño? No dudes en compartir tus ideas con nuestros lectores.

Derechos de imágenes: U.S. Department of Education.

  1. José Agustín Brizuela Responder

    EXCELENTE ARTÍCULO DE MUCHA VALÍA PARA LAS FUTURAS GENERACIONES DE EDUCADORES…

Publica tus comentarios