¿Quién dijo que las tartas tenían que llevar azúcar?

¿Habéis preparado alguna vez una tarta sin azúcar? Os aseguro que es posible y saben riquísimas. ¡Nadie se dará cuenta de que no llevan azúcar!

El azúcar o sacarosa es fuente de energía. Nuestros cuerpos descomponen los hidratos de carbono en glucosa en sangre para obtener energía. Por lo tanto, si no tenemos diabetes o glucosa alta, un poco de azúcar no nos hará daño. Sin embargo, es aconsejable hacer un uso moderado del azúcar ya que contiene muchas calorías. Uno de los grandes problemas del azúcar es que realmente no es un endulzante “tan dulce”, por lo cual es necesario utilizar grandes cantidades a la hora de cocinar, aumentando así la ingesta de calorías.

Como ya hemos hablado en otros momentos, la pobreza infantil que afecta actualmente a más de 2.5 millones de niños en España, según datos de nuestro Informe de Bienestar Infantil, repercute en malnutrición. Desde Educo, os invitamos a combatir esta problemática a través de pequeños cambios de hábitos a la hora de cocinar.

No es necesario que dejéis de preparar y comer tartas, si preparáis recetas de tartas sin azúcar, ¡podréis disfrutar de un manjar dulce sin exceso de calorías!

¿Cómo sustituir el azúcar?

El azúcar puede sustituirse por endulzantes como la sacarina, o la sacralosa, edulcorantes con gran poder para endulzar y bajas calorías, y por endulzantes naturales, que son nuestra opción preferida. Entre los endulzantes naturales encontramos:

  • La miel, cuyas propiedades como endulzante natural y agente antimicrobios son famosas a nivel mundial. Ten en cuenta que si bien la miel es beneficiosa para la salud debido a su concentración de vitaminas y minerales, debe consumirse de manera moderada ya que es alta en carbohidratos. Dos o tres cucharaditas de miel al día pueden utilizarse para endulzar sin exceder la ingesta calórica. Recuerda además que los niños menores de 1 año no deben consumir miel de abejas, consulta con el pediatra antes de darle productos endulzados con miel a tus hijos.
  • La stevia, que proviene de una planta originaria de Brasil y Paraguay y cuyo poder endulzante es 300 veces mayor que el de azúcar pero sin calorías y sin afectar los niveles de glucosa en sangre, motivo que lo convierte en un buen endulzante para los diabéticos. Puede conseguirse en tiendas naturistas, mercados orgánicos y en algunos supermercados.
  • El agave, proveniente de una planta mexicana, es un edulcorante de consistencia más líquida que la miel y bajo índice glicémico, por lo que endulzará menos que la stevia o la miel.
  • El jarabe de arroz integral, que se obtiene del arroz integral una vez hervido y funciona como endulzante para la preparación de platos de cocina. Debe usarse con moderación ya que endulza menos que otros sustitutos del azúcar.
  • El xilitol, se encuentra de forma natural en algunas frutas y verduras como las ciruelas o el maíz. Su contenido calórico es alrededor de un 40% inferior al del azúcar, se absorve lentamente siendo apto para diabéticos y además, tiene propiedades bactericidas y antibióticas.
  • La malta de cebada, es menos dulce que el azúcar por lo cual no se recomienda para acompañar bebidas pero sí puede ser un buen sustituto del azúcar para hornear tartas.
  • El jarabe de arce, que se extrae de la savia de los arces, tiene una consistencia aún más líquida que la miel y puede servir para acompañar platos dulces aunque tienes que consumirlo con moderación porque aporta muchas calorías.
  • El azúcar de coco, muy similar al azúcar común pero más saludable al ser extraída de la savia de las palmas de coco y aportar gran variedad de nutrientes. Su bajo índice glicémico la convierten en apta para el consumo de los diabéticos, pero al igual que el azúcar debe consumirse con moderación.
  • Los jugos y purés de frutas, la fructosa se extrae de muchas frutas y verduras. ¿Qué os parecería utilizar un zumo o puré de frutas naturales para cocinar? Podéis hornear pasteles utilizando estos ingredientes, pero tened en cuenta el contenido calórico de cada fruta o verdura antes de utilizarla. Por ejemplo, mientras las manzanas aportan menos calorías que las bananas.

Receta de tarta de chocolate sin azúcar

Recetas de tartas: ¿Quién dijo que las tartas tenían que llevar azúcar?

 

Ingredientes necesarios

  • 100g. de harina
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • 2 cucharadas de polvo de cacao sin azúcar
  • 100g. de mantequilla
  • 2 huevos medianos
  • 1 cucharadilla pequeña de Stevia (la cucharadilla más pequeña de las utilizadas para medir en cocina o 1/4 de cucharadita de té) o 50g de sucralosa (Splenda) o 2 cucharadas de miel
  • leche semidesnatada

Paso a paso de la tarta de chocolate sin azúcar

Mezclar todos los ingredientes en un bol hasta obtener una textura suave y homogénea. Colocar la mezcla dentro del molde para tartas (si utilizas un molde de metal, no olvides prepararlo con mantequilla y harina). Hornear durante 15 a 20 minutos en horno a 180º. Dejar enfriar antes de desmoldar.

Si queréis, podéis rellenarla con nata montada (sin azúcar, claro) y fresas o cubrirla con chocolate sin azúcar.

Una observación: utilizando la misma receta pero variando algunos ingredientes podéis obtener un budín de frutas. Por ejemplo:

Budín de manzanas: 2 tazas de manzanas en puré, en lugar del cacao en polvo, y una cucharadita de canela. En este caso, si utilizáis manzanas dulces, podéis reducir la cantidad de Stevia o Splenda.

Budín de manzanas y zanahorias: reemplazáis el cacao en polvo por 1 taza de puré de manzanas y 2 tazas de zanahoria rallada y agregáis 1 cucharadita de canela molida.

¡A disfrutar! 😀

Derechos de imágenes: Photl, Photl

  1. marta Responder

    Hola, tengo una duda acerca de la miel. Deben ser 2 cucharadas de miel o 2 cucharaditas de miel? Voy a probar esta receta!
    Gracias!!

    • Educo Responder

      ¡Hola Marta!
      Siempre a gustos, pero pueden ser dos cucharadas de miel. De hecho, la miel tiene menos calorías que el azúcar, ya que contiene agua. Las calorías de la miel son aproximadamente 322 cada 100 gramos. Es decir, el 80% de las calorías del azúcar común, que ronda las 400 calorías para igual cantidad.

    • Educo Responder

      ¡Hola, Susana! Para esta receta deberíamos utilizar unos 150ml de leche semidesnatada. ¡Gracias por tu comentario y suerte con la tarta! Un saludo 🙂

  2. Carlos Responder

    Al sustituir el azúcar por estevia no solo se pierden calorías, también se pierde volumen y peso de “material” en la receta. ¿Cómo quedan los bizcochos, más compactos o más esponjosos? Supongo que quedarán más pequeños y habrá que hacer mayor cantidad de preparación para compensar.

    • Educo Responder

      ¡Hola, Carlos!
      Si bien es cierto que es un poco más complicado que el bizcocho suba cuando utilizamos sustitutos del azúcar, lo podemos solucionar añadiendo un poco más de harina en la mezcla. Por ejemplo, en vez de 100 g. de harina, podemos poner 120 g. ¡Esperamos que disfrutes de una tarta con Stevia! Gracias por tu comentario, un saludo 🙂

    • Ana Responder

      Tartas sin azúcar? Si le añades miel, agave, sirope de arroz, jarabe de arce, etc, estás añadiendo “azúcar” aunque le llames de otra forma.
      Si aumentas la cantidad de harina en un bizcocho para tratar de compensar en volumen del azúcar, quedará muy seco. Hay que tratar de mantener las proporciones sólido / líquido.

      • Educo Responder

        ¡Hola, Ana! Gracias por el truco 😉 Lo mejor es que cada uno encuentre el endulzante natural con el que se encuentra más cómodo cocinando y disfrute de tartas buenísimas. ¡Un saludo!

Publica tus comentarios