Preparar a los hijos para el nuevo año escolar

colegios

En pleno otoño ya estamos todos más o menos habituados a la vuelta a las rutinas, también las escolares, es el momento justo para darnos cuenta de que “el año escolar” es bastante largo y que adaptarse a las rutinas no es la única preparación necesaria para que las cosas vayan bien hasta junio. Durante el mes de septiembre proliferan consejos para preparar a nuestros hijos (y a nosotros mismos) para el año escolar que, aunque bienintencionados, se circunscriben básicamente al inicio de curso. Ir adaptando los horarios de comidas o de horas de sueño es uno de los consejos “estrella” de este tipo de publicaciones, aunque discutible – a veces por cuestiones prácticas – y sobre todo insuficiente. Si vamos a intentar preparar a nuestros hijos para el año escolar tengamos en cuenta que éste es una carrera de fondo.

Hoy os queríamos dejar una serie de consejos para que el año escolar no sólo empiece con buen pie, sino que también acabe así.

 

 

colegios2

Consejos para aprovechar el curso

1. Intenta conocer a los profesores, no sólo físicamente, sino sobre todo en su forma de funcionar. Preguntar a otros padres y por supuesto ir hablando con tus hijos puede evitar más de un “disgusto” más adelante.
2. Intenta conocer a los alumnos. Hablar con los hijos sobre los compañeros de clase te puede ayudar a detectar malas dinámicas  en las relaciones de forma precoz.
3. Intenta dosificar o no sobrecargar con actividades extraescolares o deberes. Los niños tienen que descansar, jugar y tener tiempo para aburrirse y no hacer nada.
4. No te agobies mucho con las notas, mejor charlar con tus hijos sobre lo que hacen en cada asignatura y tratar de detectar problemas de desmotivación y centros de interés, el cole te tiene que preparar para la vida, no para los exámenes.
5. Participa lo que puedas en asociaciones de padres o en el consejo escolar. Vivir la vida escolar desde dentro te da una mejor perspectiva de lo que pasa en el centro.
6. Si necesitan descansos intermedios y puedes, dáselos. Es mejor que un niño se quede en casa un día porque tiene décimas de fiebre que tenerlo luego una semana con una amigdalitis galopante. El cansancio hace mella en la salud y los niños tienen un sistema inmune inmaduro, con lo que si están muy agotados lo cogen todo.
7. Que todo lo relacionado con el cole se trate de la forma más relajada posible ayuda a todo el mundo, profesores, padres y alumnos a trabajar en equipo.
8. Si detectas algún problema habla cuanto antes con los profesores.

Los seres humanos pasamos toda nuestra vida aprendiendo. En el colegio no sólo se aprenden datos o tablas de multiplicar sino que además aprendemos a relacionarnos con personas muy diversas, con opiniones distintas y formas diferentes de trabajar, descubrimos qué partes del conocimiento nos interesan más y cuales se nos dan peor. Habla mucho con tus hijos de cómo es su vida en el centro escolar, eso te asegura que el año acabará con ganas de vacaciones, claro, pero también con ganas de seguir aprendiendo.

Derechos de fotografía: jdog90, CollegeDegrees360

Publica tus comentarios