Prepara ya unas vacaciones soñadas

Las vacaciones nos ayudan a descansar, nutren el alma y nos permiten seguir soñando durante todo el año. Los largos días del verano y la falta de horarios estrictos nos ofrecen el tiempo necesario para disfrutar al lado de nuestros pequeños. Con el verano a la vuelta de la esquina, queremos proponerte algunos planes divertidos y actividades familiares para unas vacaciones soñadas que no requieren dinero. Solo, un poco de dedicación, creatividad y tu tiempo. Así seguro que saldrá un plan redondo.

Lo que el dinero no puede comprar

El tiempo, una buena relación con nuestros hijos, la salud y la felicidad son algunas de ellas. Por eso, hagas lo que hagas, vayas a donde vayas, es importante saber valorar lo que uno tiene y disfrutar al máximo. Y sobre todo, crear experiencias que te ayudan a conectar con tus hijos. Aquí te contamos cómo.

Organiza un plan divertido con ellos todos los días. Ya sea jugando en la piscina, tumbándose sobre una manta bajo un cielo estrellado, viendo una película juntos y pudiendo comentarla… Lo importante es la calidad de tiempo que paséis juntos. Más que acordarse del lugar, lo que recordarán es lo que vivisteis.

También es importante animarles a probar algo que nunca han hecho. Experiencias nuevas que permiten a los pequeños desarrollar otras habilidades. Aprovecha tu también para aprender algo nuevo y compartirlo con ellos. Cuando te vean motivado, ellos seguramente también lo estarán.

Intenta limitar el tiempo que pasan delante de las pantallas. De esa manera, los niños se ven forzados a usar su imaginación y creatividad para inventar juegos. Pero no está de más que algún día le pidas que te enseñe a cómo jugar con ese videojuego que tanto le gusta.

verano1

Actividades en familia

No esperes a que termine el cole para reunir a toda la familia y preguntarles qué quieren hacer este verano. Si no hay para grandes viajes, desde el blog de Aha! Parenting, recomiendan ajustarse a unos parámetros. Por ejemplo, pensar en  propuestas no incluyan viajes en avión o noches de hotel.

Una cosa mas.  A pesar de que los niños no tienen colegio ni actividades extra escolares o deberes, necesitan una cierta estructura. Después de un buen desayuno, pon un poco de música y anima a tus hijos a bailar contigo mientras recogéis la casa o regáis las plantas.  Recuerda, es importante hacerlo divertido y a pesar de lo que muchos creen, a los niños les encanta sentirse responsables y contribuir. Si quieres saber cómo criar a niños independientes, te animamos a  leer este artículo.

Si tenéis pensado viajar, hay tareas en las que pueden participar como ayudar a planificar el itinerario, encargarse de sacar fotos de familia, preguntar por direcciones, mirar el mapa, elegir el regalo para el abuelo. No dudes en pedir ayuda. No solo porque lo necesitas, sino porque les estarás enseñando a ser responsables y eso aumenta su auto estima.

 Ideas

  • Una excursión con barbacoa y noche en tienda de campaña y cuentos de miedo incluidos.
  • Cazar luciérnagas y meterlas en tarros de cristal para alumbrar la tienda de campaña.
  • Organizar una fiesta en casa y recibir a los amigos con helado casero.
  • Llenar globos de agua y lanzarlas intentando evitar que exploten.
  • Preparar un picnic juntos y pasar la mañana o la tarde en el parque, jardín o el campo.
  • Descubre todas las sombras que puedes crear con las manos y juntos hacer una pequeña obra de teatro.
  • Disfrazaros durante todo el día, aunque tengáis que salir. Podéis elegir un tema (la familia pirata, por ejemplo) o que cada uno elija su propio disfraz.
  • Visita un barrio que no conocéis y aprovechar para hacer turismo y probar comidas distintas sin salir de la ciudad.
  • Recicla juguetes viejos. Te sorprenderán los resultados.
  • Que cada uno elija y aprenda una canción y hacer un concurso de karaoke en casa.
  • Ir a la playa y jugar con las olas, hablar con los pescadores locales, ir a la lonja, coleccionar conchas, hacer castillos de arena, pasear por la orilla. La playa es una gran espacio para jugar y descubrir.
  • Y si llueve o hace mal tiempo, no dudes en aprovecharlo al máximo y lee nuestro post titulado “Actividades para un día de lluvia“.

¿Cómo piensas pasar tus vacaciones este verano? ¿Tienes que trabajar? Aquí te contamos como conciliar ambas cosas.

Si el bolsillo no da para unas vacaciones en toda regla y tienes miedo a que te digan aquello de “¡No es justo!”, lee este post para descubrir las claves de cómo hablar con nuestros hijos sobre asuntos delicados sin perder la ilusión y la esperanza.

Este verano, haz que las vacaciones se conviertan en un recuerdo inolvidable para todos.

Derechos de imágenes: Kevin Dooley.

Publica tus comentarios