Porque tienen derecho a ser uno más

En la India, como en muchos otros lugares, los niños discapacitados son excluidos de la sociedad y se consideran una carga para sus familias. Éstas, a su vez, se avergüenzan de sus hijos y evitan salir con ellos por miedo a ser rechazados. Además, existe el tópico erróneo de que los menores con alguna discapacidad no pueden ir a la escuela.

Para cambiar esta situación, en Educo trabajamos con la escuela Jagriti, un centro educativo dirigido a menores con parálisis cerebral, que trabaja en la rehabilitación y la integración de estos niños y niñas en la sociedad. Jagriti no sólo atiende a los alumnos, sino que también se reúne con sus padres para ofrecerles respuestas a las necesidades de sus hijos y sensibilizarlos de la importancia que tiene la educación en su desarrollo.

Por otra parte, el centro también realiza sesiones fuera de la escuela para sensibilizar a la comunidad sobre los derechos de los niños. Recientemente han hecho una dirigida a profesores de 10 escuelas privadas de la región para ofrecerles información que les ayude a identificar posibles casos en los centros educativos.

Los padres, figuras imprescindibles en el desarrollo  de los menores con discapacidades

Los padres de estos niños no solo tienen dificultades en el ámbito educativo, sino que la integración de sus hijos también les supone un problema en el ámbito social. Algunos comentaron que al inicio no se sentían cómodos llevando a sus hijos a según qué lugares, como por ejemplo los centros comerciales, porque temían la reacción de la sociedad.

Hace poco tuvo lugar uno de los encuentros entre educadores y padres para explicarles la importancia del papel paternal en el desarrollo social y educativo de los menores con discapacidades, y para ofrecerles respuestas a los problemas o dudas que puedan tener. Participaron un total de 74 padres que se mostraron muy agradecidos por la información recibida.

 

Publica tus comentarios