Por qué tus hijos necesitan leer cuentos de terror

¿Te estremeces cuando tus hijos te piden leer cuentos de miedo o de terror? ¿Endulzas o edulcoras los finales para evitarles pesadillas? Quizás simplemente ¿te saltes algunas partes, las que te parecen “demasiado fuertes” para tus pequeños inocentes? Si este es tu caso, te sorprenderá saber que educadores infantiles, psicólogos y maestros no solo recomiendan cuentos de miedo como una forma de entretenimiento sino porque aportan lecciones importantes en el desarrollo infantil. Aquí te contamos por qué tus hijos necesitan leer cuentos de terror.

Es normal que los padres protejan a sus niños del miedo, de situaciones arriesgadas o de las malas noticias. En el post, “Concienciar a los niños sobre la desigualdad en el mundo”, publicado en Cuaderno de Valores, os contamos que esto, sin embargo, no debe impedirnos hablar con ellos sobre las tristes realidades del mundo en el que vivimos. De hecho, ¿quién mejor que tú para ayudarles a procesar y a hacerse las preguntas necesarias? En definitiva, a enfrentarse a los miedos que tienen y ayudarles a vencerlos.

¿De qué sienten miedo?

Los niños sienten miedo de muchas cosas. Dependiendo de la edad que tengan, en algún momento, sentirán miedo de no ser queridos, o menos queridos que sus hermanos, temerán perder o separarse de sus padres. También tienen miedo a la muerte y de muchas cosas más que ignoramos. No importa cuanto hablamos con nuestros hijos, siempre hay miedos secretos que no nos confiesan. Incluso hay niños que no son conscientes de algunos temores. Por eso, se recomienda que lean libros infantiles de miedo o de terror. De esa manera podrán explorar y expresar sus emociones y aprender a vencer sus miedos o al menos saber controlarlos.

Además de ser herramientas muy útiles para tratar el miedo, los cuentos infantiles de terror sugieren cómo pueden vencer el mal gracias a la astucia y la valentía, por ejemplo. Enseñan también a distanciarse del miedo permitiéndoles razonar y comprender, de manera crítica, lo qué está sucediendo.

Sheldon Cashdan, profesor de psicología emérito de la Universidad de Mass-Amherst, apunta que “cuando los niños leen este tipo de cuentos, proyectan, de manera inconsciente, los aspectos positivos y buenos en el héroe o la heroína de la historia mientras que el lado oscuro se lo adjudican al villano, el malo o la bruja.” Cashdan es también el autor de The Witch Must Die: The Hidden Meaning of Fairy Tales y asegura que el conflicto entre el bien y el mal está presente en los cuentos de terror infantiles y que cada vez que muere la bruja, el niño gana confianza en su habilidad de conquistar sus propios miedos.

2784674858_c1c09b1e1f_b

Los pequeños necesitan nuestra ayuda

El Doctor Lawrence Sipe fue un experto en educación infantil y literatura y aconsejaba a padres y niños no leer historias en las que la violencia es gratuita, ni cuando en ellas el bien no domina al mal ya que los pequeños lectores terminan creyendo que el miedo y el mal siguen allí presentes.

Frank Farley, antiguo presidente de la Asociación Americana de Psicología y profesor de psicología de la Universidad de Temple apunta que el miedo es una de nuestras emociones más poderosas. “Cuando hablamos con nuestros hijos acerca del miedo, les estamos ayudando a prepararse para la vida.”

Los impulsos negativos que podamos sentir nacen del miedo y existen libros que hablan específicamente de ellos. La Cenicienta se enfrenta a la envidia. Blancanieves a la vanidad y el protagonista de Las Habichuelas Mágicas se enfrenta a la codicia. Lo importante a la hora de escoger cuentos o libros de terror es saber para qué edad están recomendados y asegurarte de que el bien siempre venza al mal.

Desde Cuaderno de Valores te proponemos un plan para hacer con tus hijos para poder pasarlo de miedo. ¿Por qué no organizas una divertida noche en familia leyendo en voz alta un cuento terrorífico? Para ambientar, usa una linterna y recuerda apaciguar sus miedos, hablar con ellos, hacerles preguntas y darles una buena dosis de mimo.

¿Lees cuentos de miedo con tus hijos? ¿Cuáles son sus favoritos? ¿De qué sienten miedo tus pequeños? Comparte tu experiencia con nosotros.

Derechos de imágenes: Rory MacLeod, Susan Sermoneta.

Publica tus comentarios