¿Por qué gusta tanto Instagram a los adolescentes?

Después de Facebook, Instagram es la red social más utilizada por los adolescentes españoles. ¿Por qué una aplicación de foto tan sencilla gusta tanto a los niños? Ésta podría ser la primera pregunta que te hagas como padre pero estamos seguros de que tienes más. Por ejemplo, ¿cuál es la edad mínima para tener una cuenta?, ¿cómo puedo proteger a mi hijo de los riesgos que implica? Antes de demonizarla, sin embargo, piensa que es una app ingeniosa y gratuita con una interfaz fácil y rápida, que ayuda a desarrollar la creatividad de los niños.

Cotillear a sus compañeros, ser admirados por otros, seguir a sus celebrities favoritas… Estas son algunas de las razones por las que Instagram gusta a los adolescentes. Les sirve de escaparate para ver el mundo de los que le rodean (y admiran) y como álbum para mostrar el suyo propio. Ahora bien, precisamente la facilidad de uso y la capacidad de cambiar rápidamente el aspecto de las fotografías (mediante filtros, enfoque o brillo), hace que las vidas de nuestros hijos se vean más increíbles de lo que en realidad son en esta aplicación.

Y eso es lo que realmente buscan. El fin de compartir fotos, no es otro que ganar popularidad y gustar a los demás, y en Instagram no sólo es intuitivo el hecho de subir las imágenes sino que es relativamente fácil obtener seguidores -y piropos- por parte de otros. Ahora bien, del mismo modo que ocurre esto, también es probable recibir comentarios negativos que pueden ser hirientes. Si tu hijo usa esta app, asegúrate de que sabe hacer comentarios con respeto y tiene las herramientas suficientes para hacer frente a los “haters” (aquellos que desprecian, difaman o critican destructivamente a una persona en internet)

Algunos niños se sienten presionados al tener que dar constantemente una imagen idealizada de sus vidas en Instagram. Por este motivo, tal y como informa The New York Times algunos crean cuentas alternativas llamadas “Finstagrams” (falso + Instagram) donde comparten fotos con versiones más auténticas de sí mismos (con ropa normal o una expresión tonta) que sólo pueden ver amigos de confianza. Esto indica que los niños sienten la necesidad de mostrar su verdadero yo, pero no quieren arruinar la imagen perfecta que enseñan en su “Intagram real” (o Rinstagram).

 Guía para padres sobre el uso de Instagram

Guía para padres sobre el uso de Instagram

Si tienes dudas sobre cómo advertir de los riesgos de esta aplicación a tu hijo, has de saber que Instagram en colaboración con Connect Safely y Protégeles elaboró una guía para padres sobre el uso de Instagram que puedes descargar aquí.

También como padre debes saber que en Instagram, las fotos y los vídeos son públicos por defecto y pueden tener datos de localización. Así que es importante que los niños utilicen la configuración de privacidad para limitar a sus seguidores y el tipo de información que comparten.

Una vez hecho esto, conviene que también le expliques que la mejor forma de protegerse en esta red es no correr riesgos: que no publique fotos o vídeos provocadores o que le dejen en mal lugar, porque estos quedarán asociados a su imagen para siempre y en algunos casos, podrían afectar a otras personas, tal y como dice la guía según el blog Hacerfamilia.com

Además la aplicación está recomendada para mayores de 14 años pero al crear la cuenta no se pregunta los años del usuario, así que, con un poco de picardía, niños más pequeños pueden acceder a la red social. Eso sí, si se detecta una cuenta de un menor de edad y se avisa al equipo de Instagram, se le borrará inmediatamente.

Para responder a preguntas como ¿cómo denunciar casos de acoso en Instagram? o ¿cómo solicitar la eliminación de una foto de mi hijo o hija?, Instagram ha habilitado una página con consejos para los padres donde éstas y otras cuestiones están contempladas. No dejes de visitarla.

Derechos de imágenes: Leo Hidalgo, Mario Emiliano Fernández,

Publica tus comentarios