¿Por qué gusta Pokémon Go a mis hijos?

Desde que Pokémon Go salió al mercado ha desatado la locura en todo el planeta. Millones de fans se han lanzado a las calles “a la caza” de estos bichos virtuales. En sus primeras semanas, el juego se descargó más de 75 millones de veces y aumentó el valor en Bolsa de Nintendo un 76%. Sin embargo, como padre, querrás saber qué se esconde detrás de este fenómeno sociológico. ¿Qué es un Pidgey? ¿Conlleva riesgos la aplicación? ¿Qué atrae a tus hijos de Pokémon Go?

Te invitamos a que te retrotraigas a tu infancia, ¿coleccionaste cromos, monedas o sellos? Si es así, conoces la sensación de querer completar ‘a toda costa’ la colección y por tanto, estás más cerca de entender qué siente tu hijo con este juego.

En esencia Pokémon Go es una colección (sí, ¡una colección!) con 150 Pokémons que se dividen en 18 categorías (agua, fuego, etc) y que resultan ser los mismos que protagonizaron el juego de GameBoy que inició la franquicia en Japón en 1996. Entre estos Pokémons de primera generación están el archifamoso Pikachu, el adorable Charmander o Pidgey, un bicho valiente con forma de pájaro. Si no paras de escuchar a tu hijo decir nombres de Pokémon en casa, nada mejor que hacerte un experto consultando la WikiDex, la enciclopedia virtual Pokémon.

Por otro lado, Nintendo ha llevado la experiencia de “esta colección” al siguiente nivel y permite que tus hijos, a través de la realidad aumentada, vean el mundo Pokémon integrado en su propio mundo: el parque de al lado de su casa, las calles por las que camina cada día… ¿A caso de pequeño tú no hubieras querido que tus héroes cobraran vida delante de tus ojos?

Por no hablar de que el juego incentiva la curiosidad invitando a los niños a explorar lo que les rodea, ya que a medida que caminan se encuentran con diferentes Pokémon y PokéParadas en las que pueden adquirir artículos como pociones. ¿Por qué no aprovechar esto para animar a tus hijos a hacer rutas por la montaña o visitar lugares emblemáticos de vuestra ciudad?

Además esta aplicación invita a moverse, a hacer una actividad al aire libre y es una potente herramienta de socialización que, entre otros, enseña a los niños el valor de la colaboración, al tener que quedar y “jugar en equipo” para conseguir gimnasios.

¿Por qué gusta Pokémon Go a mis hijos?

El uso responsable de Pokémon Go

Pero como todo en esta vida, Pokémon Go también conlleva riesgos. Entre los más destacados está la privacidad de datos, los accidentes por distracción o la adicción al juego. Aunque, tal y como señalamos en el artículo “¿Se deben controlar los contenidos destinados a niños y adolescentes?“, en estos casos, siempre es mejor compartir que prohibir. Juega con tu hijo a Pokémon Go y enséñale a usar la app de un modo responsable, empezando por limitar las horas de juego si se excede en ellas. Además ten en cuenta lo siguiente:

  • El juego no permite compartir imágenes ni vídeos ni tiene chat, por lo que tus hijos no hablarán con extraños a través de la aplicación, pero siempre es recomendable que si van a Poképaradas o gimnasios, lo hagan acompañados y bajo ningún concepto invadan propiedades privadas.
  • La descarga es gratuita pero se pueden comprar objetos dentro del juego. Asegúrate de que tus hijos compran bajo tu supervisión. Además, la app funciona por geolocalización y el niño debe estar en constante movimiento, por lo que gastaréis tanto batería como datos.
  • ¡Ojo con las distracciones! Insístele en que preste atención al entorno, que evite montar en bici o caminar mirando el móvil. Puede poner el juego en modo vibración para le avise cuando haya objetos cerca.

¿Cuál es tu experiencia familiar con Pokémon Go? ¡Cuéntanosla!

Derechos de fotografías: Jordan Bajc, Sadie Hernández

Publica tus comentarios