Por que deberías leer a tus hijos en voz alta

Mucho antes de que aprendan a hablar y a leer solos, los niños, desde bebés, empiezan a asociar dibujos u objetos con palabras mientras les leemos en voz alta. De esta manera van aprendiendo a disfrutar del sonido y del lenguaje y amplia los conocimientos del niño acerca del mundo. A lo largo de estos años, aquí en Cuaderno de Valores, hemos publicado numerosos artículos que ayudan a fomentar el amor de los niños hacia la lectura. Hoy, hablaremos del paso previo, el que se consigue leyendo a tus hijos en voz alta. Incluso a los que ya saben leer.

Saber leer es mucho más que una herramienta práctica. Tal y como apuntamos en nuestro post Educación y Solidaridad en el día del libro” “padres, pedagogos y educadores infantiles coinciden en que leer mejora el rendimiento académico, aumenta la agilidad mental y el nivel de concentración”. En definitiva, es la gran puerta de entrada al conocimiento. Y si les enseñamos a disfrutar de la lectura, les estaremos regalando uno de los pasatiempos más enriquecedores. Uno que les acompañará toda la vida. Descubre todos los beneficios que tiene el leer en voz alta.

Beneficios de leer en voz alta

  • Ayuda a desarrollar el lenguaje
  • Desarrolla su habilidad para escuchar
  • Les prepara para la palabra escrita
  • Les motiva a mejorar sus habilidades de lectura
  • Fomenta su curiosidad y memoria
  • Desarrolla una asociación positiva con los libros y la lectura
  • Leer en voz alta es una técnica que ayuda a los niños a manejar mejor las situaciones de estrés
  • Les ayuda a estar mejor preparados para el cole.
  • Afianza la relación y comunicación con sus padres.
  • Prolonga su capacidad de atención.
  • Mejora la concentración.
  • Cultiva su mente critica y aprenden a diferenciar el bien del mal así como el concepto de causa y efecto.
leer1

Claves al leer con tus hijos

El mismo cuento, otra vez. Hay etapas en la vida de tus hijos, que te obligan a leer el mismo cuento, noche tras noche. Sé paciente y recuerda que si les interesa una historia en particular es porque responde a un interés y quizás a una necesidad emocional. En lugar de poner los ojos en blanco cuando te piden leer el mismo cuento, pregúntale qué es lo que le gusta tanto de esa historia.

Hablando de historias. Al acabar de leer, no siempre se ha de hablar. Muchas veces, es mejor dejarles disfrutar de su imaginación y darles tiempo para pensar en lo que acaban de escuchar. Pero si surge la oportunidad, no la dejes pasar. Al igual que con las películas, los libros sirven para examinar más de cerca, ciertos valores como la honestidad, la amistad, la lucha del bien contra el mal, etc. Mientras leas a tus niños, señala la palabra escrita con el dedo. Así empezarán a identificarlas y a querer leer.

Sé un ejemplo a seguir. Es importante que tu también disfrutes de leer y hables de lo que estás leyendo, de por qué te gusta o no te gusta, cuales son tus personajes favoritos y cómo crees que acabará la historia. Cuanto más compartamos nuestra ilusión, emoción e incluso excitación a la hora de hablar de libros y leer, mejor.

Si aun no sabes qué libros son los que todo niño y adulto deberían leer, te animamos a descubrirlo aquí.

 

¿Sabías que leer en voz alta a nuestros hijos tenía tantos beneficios?

Derechos de Imágenes: David D, Kelly Sikkema

 

 

Publica tus comentarios