Platos saludables para Semana Santa

La Semana Santa llega, como todos los años, con procesiones a lo largo y ancho de España y con el consabido maratón de comida con el cual festejaremos el Domingo de Pascua. Si bien la gastronomía de Semana Santa es más austera que la de Carnaval, tanto en sus ingredientes como en su preparación, la mayoría de los españoles tendemos a comer en exceso en esta época del año, al igual que en Navidad. Y es que, ¿Quién puede resistirse a los exquisitos platos que se preparan?

Hay tantos platos tradicionales que sólo comemos durante la Semana Santa que es prácticamente imposible no excederse. ¿O sí? Os proponemos vivir una Semana Santa en familia comiendo bien ¡y sin excesos! Porque, al fin y al cabo, los niños aprenden del ejemplo y, como padres, no podemos tomarnos vacaciones.

Y cuando aquí hablamos de comer bien no nos referimos a la acepción cotidiana de “comer en cantidad hasta quedar más que satisfechos”, sino a comer variado y acorde a nuestras necesidades calóricas. Y aunque no lo creas, es posible comer bien en Semana Santa, tan sólo es necesario pensar bien el menú para toda la familia y escoger platos nutricionalmente equilibrados. ¡Incluso puedes adaptar tus recetas de Semana Santa preferidas para que sean más saludables!

¿Por qué es importante una alimentación equilibrada?

La Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación define la alimentación equilibrada como “aquella manera de alimentarse que aporta alimentos variados en cantidades adaptadas a nuestros requerimientos y condiciones personales”. Es decir, que para recibir todos los nutrientes que nuestro organismo necesita, debemos ingerir una variedad de alimentos, sin abusar de la cantidad.

Alimentarse de manera equilibrada no significa no disfrutar de la comida y la bebida sino hacerlo de manera responsable. Y he aquí una de las mayores responsabilidades que recaen en nosotros como padres: enseñar a nuestros hijos a comer bien, incluyendo toda clase de alimentos en su dieta en porciones adecuadas a las necesidades individuales.

¿Por qué es tan importante que les transmitamos el interés por una buena alimentación? Pues porque comer bien es esencial para ser feliz y ¿existe algo que deseemos más los padres que ver a nuestros hijos felices y sanos? Una alimentación variada asegura el aporte necesario de vitaminas, minerales y otros nutrientes que nuestros cuerpos necesitan para funcionar. Y además, mantiene a raya a numerosas problemáticas estrechamente relacionadas con nuestra dieta como la malnutrición, la diabetes o la hipertensión.

¿Estás preparado para enseñar a los peques la importancia de la alimentación equilibrada? No pierdas tiempo y esta Semana Santa prepara platos nutricionalmente equilibrados para ti y tus hijos.

Ideas de recetas saludables para Semana Santa

Arroz con bacalao

Los cereales como el arroz son fuente de energía, por eso se recomienda su consumo varias veces a la semana, sobre todo en el caso de los niños. ¡Los hidratos de carbono son el combustible de los más pequeños! Por eso, otra de nuestras ideas es preparar un arroz con bacalao que unifica la energía del arroz con la vitamina B y las proteínas de alto valor biológico del bacalao.

Sopa de ajo

La sopa de ajo tiene un sabor exquisito y además, es asequible. Para evitar el exceso de calorías, puedes reducir la cantidad de pan tostado de la sopa y la cantidad de jamón curado que la acompaña.

Potaje de vigilia

El potaje de vigilia es uno de los platos más típicos de la Semana Santa. Compuesto por garbanzos, espinacas y otras verduras, se trata de un plato nutricionalmente muy interesante ya que aporta vitaminas, minerales, hierro, proteínas, calcio y fibras.

Si quieres transformarlo en un plato más saludable, puedes utilizar bacalao fresco para evitar el exceso de sal del bacalao salado. La textura suave de este plato seguramente gustará a los peques, y así lograrás que coman los dos caballos de batalla de toda la vida: las verduras y el pescado.

Recetas saludables para Semana Santa: alimentación equilibrada ¡y rica!

Tortillas de bacalao

Las tortillas suelen estar dentro del podio de alimentos de los niños. ¿Qué te parece aprovechar el gusto de los pequeños para incorporar pescado y verduras? Puedes preparar una tortilla de bacalao incluyendo cebolla o cebolletas, pimientos, calabacín y patatas para lograr ¡un plato nutritivo! Y si quieres minimizar el aporte calórico, puedes preparar la tortilla al horno, colocando la mezcla dentro de un molde para tartas.

Torrijas

Si a tus peques les encantan las torrijas y no se cansan de comerlas, puedes prepararlas al horno en lugar de freírlas. Así evitarás sumar calorías al plato. Para ello, prepara las torrijas como siempre, pasando el pan por la leche aromatizada con limón o naranja, azúcar (o alguno de los endulzantes naturales de los cuales hablamos en el post Recetas de tartas sin azúcar) y canela molida y luego por huevo batido, escurriéndolas bien y colocándolas en el horno durante aproximadamente 4 minutos. ¡Quedarán jugosas y deliciosas!

Huevos de chocolate sin azúcar

¿Y qué tal si preparas junto a los niños unos huevos de Pascua sin azúcar? Cocinar con los niños es muy divertido y además, puedes aprovechar para explicarles la importancia de la alimentación equilibrada. Para hacer unos huevos de Pascua más saludables, necesitas chocolate sin azúcar y moldes para huevos de Pascua. Derrites el chocolate a baño María o en el microondas (con cuidado de que no se queme) y pintas los moldes, los dejas enfriar en la nevera y retiras las dos partes del huevo. Las unes con chocolate caliente ¡y listo! Incluso puedes colocar dentro alguna sorpresita para los peques…

¡Disfruta de las vacaciones de Semana Santa junto a tus hijos preparando platos nutritivos y saludables!

Derechos de imágenes: Photl, Kumaena,

Publica tus comentarios