Pequeños periodistas pisan fuerte en Nicaragua y España

Uno de nuestros proyectos estrella de Nicaragua, un club infantil en el que niños y jóvenes se convierten en periodistas y utilizan la televisión y la radio para denunciar la vulneración de sus derechos, ha sido replicado en Barcelona. Y es que el ayuntamiento se quedó maravillado al conocer nuestro proyecto a través de este multimedia y decidió ponerlo en marcha en España a través de la Red de Derechos de la Infancia de Barcelona.

Así, niños y niñas de un instituto barcelonés se han implicado durante un mes en la realización de programas de radio para la sensibilización y denuncia acerca de los derechos de la infancia. “Hemos aprendido cómo funciona la radio desde dentro y además me parece interesante saber más cosas sobre el maltrato y que la gente sepa más sobre los derechos de los niños”, dice Albert, uno de los creadores de estas cápsulas radiofónicas.

En las cápsulas, chicos y chicas hablan de diferentes temas que les preocupan como las adicciones, las extraescolares, las separaciones de sus padres o el maltrato infantil, entre otros. “Estamos contentos con este taller porque es un reto importante y esperamos que nos lo emitan en Betevé”, nos contaba Joan, uno de los niños que han participado. Y así fue, esta radio local barcelonesa emitió sus programas durante una semana. Si quieres escucharlos de nuevo puedes hacerlo clicando aquí.

Foto_BTV

Fruto del éxito de la experiencia el Ayuntamiento prevé repetirla en tres nuevos institutos durante el próximo curso y ofrecer una convocatoria de subvención que priorice proyectos donde niños y niñas participen en los medios de comunicación.

“Los chicos de Nicaragua tienen futuro. No tienen tantos recursos para exprimir su potencial, pero gracias al club pueden trabajar libremente… me sorprendió que tienen un sitio especial, que no es la escuela, con cámaras y micros”, nos explica Mario. Por nuestra parte, no podemos estar más de acuerdo y felices de ver que una experiencia sensacional en Nicaragua puede duplicarse en nuestro país. Al fin y al cabo, “hay distintos mundos, pero todos están en este”.

Publica tus comentarios