Palabras y dibujos que emocionan

Desde que iniciamos el programa de Becas Comedor en 2013 son muchos los niños y niñas, familias, monitores y cocineros de comedor, profesores y directores de escuelas que nos han hecho llegar sus agradecimientos. Y nosotros siempre les contestamos que sin la solidaridad de las miles de personas que colaboran con Educo no hubiéramos podido repartir más de 2 millones de comidas en colegios y entidades de todas las comunidades autónomas españolas. Nos emociona y nos encanta mostrar estos agradecimientos, tanto por escrito como los dibujos que nos hacen los niños y las niñas ¡es lo que más nos motiva a seguir trabajando! Aquí os dejamos algunos de ellos:

“Estamos pasando una temporada muy mala. No tenemos agua ni luz, y no podemos dar de comer a nuestro hijo nada caliente, por lo que nos tranquiliza mucho que coma en el colegio gracias a ustedes”.

Madre de un niño de 4 años


Mi hija recibió la beca comedor el curso pasado y este también. Me parece que Educo está realizando una gran labor ayudando a tantas familias en estos momentos, proporcionándonos un respiro en la economía familiar y la tranquilidad de que nuestros hijos están bien alimentados. Mi más sincero agradecimiento”.

Madre de una niña de 6 años


El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los niños y las niñas nos expresan su agradecimiento con sus dibujos de la hora del comedor


“Es un placer y un orgullo cocinar para niños tan agradecidos y que comen tan bien. Es el único comedor en el que he trabajado que comen casi en silencio y colaboran en todo, ponen las mesas, las limpian, colaboran con los monitores, ayudan a distribuir las meriendas…, siempre están dispuestos a ayudar. Y lo mejor es que comen de todo y no dejan comida en el plato. Siempre se asoman a la ventana a decirme ‘chef, ¡qué rico está todo!’ Es un lujo trabajar con niños y niñas así. Gracias a vuestra colaboración más niños pueden tener una alimentación adecuada al día”.

Fernando, cocinero


“Desde mi punto de vista, las becas Educo son una gran oportunidad para aquellos niños que tienen dificultades económicas en sus casas. Oportunidad tanto para los niños como para las familias. No me hago a la idea de lo duro que tiene que ser para unos padres no poder alimentar correctamente a sus hijos. Gracias a las becas de comedor, estos niños pueden comer carne o pescado, fruta y leche una vez al día”.

Cristina, monitora de comedor


“Ahora estoy en 4º de Primaria y desde Infantil he tenido que utilizar el servicio de comedor. Mi padre, cuando no tiene un trabajo fijo, busca lo que puede, y mi madre va trabajando en todo lo que le sale. Además de nosotros tres vive en casa el abuelo. En un principio era muy mal comedor, nada me gustaba e incluso había cosas que no sabía lo que era y me negaba a comer. Poco a poco esto lo he ido superando y ahora como bastante bien. El pescado sigue sin gustarme, pero ya sé, porque me lo han repetido muchas veces, que en el comedor hay que comerlo todo… y lo hago”.

Luís, alumno de 9 años

Publica tus comentarios