Nos separamos, cómo contárselo

¿Has llegado a la conclusión de que tu matrimonio o relación de pareja ha llegado a su fin? Si tienes hijos menores probablemente te estés preguntando cuál es la mejor forma de comunicárselo y, sobre todo, cómo hacer las cosas provocando el menor daño posible. Buena pregunta, porque sean cuales sean los problemas o dificultades que os han llevado a esta separación, vuestros hijos no solo son inocentes, sino que son la parte más vulnerable de esta ruptura. Por muy difícil que resulte para los adultos que deciden separar sus vidas, los hijos normalmente se encuentran con la cuestión zanjada sin posibilidad de tomar parte en la decisión.

Aunque la pareja se extinga, la función de padres sigue más viva que nunca y en la medida de lo posible se debería seguir funcionando como un equipo coordinado que busca lo mejor para los hijos. Aunque esto no siempre es posible, he aquí algunos consejos que te ayudarán a plantear el tema de la forma más positiva y respetuosa hacia ellos. A continuación hemos preparado una guía de sentido común donde lo mas importante no eres tú.

Consejos

Consulta con tu ex pareja lo que vais a decir. Tendrás que comerte la parte de resentimiento y frustración que te toque en esta centrifugadora emocional que es una separación con hijos. Lo que no acordéis antes de contárselo es posible que salga de forma abrupta en el momento en que necesitan mas respeto y cuidado. Si es difícil tener esta conversación considera utilizar los servicios de un mediador o de un conocido común en el que ambos tengáis confianza.

Contádselo juntos. En la medida en que sea posible hacerlo así, estaréis enviando un mensaje de que sois capaces de trabajar en equipo para su beneficio. Hay que evitar que los pequeños se enteren de la noticia por sus hermanos mayores con los que convendría tener una conversación aparte un vez explicada la situación a todos a la vez.

Permaneced tranquilos y evitad culpabilizar. El lenguaje no verbal va a ser clave en el grado de ansiedad que vais a provocar en vuestros hijos. Hay que hacer un esfuerzo para que vuestro mensaje de tranquilidad y cariño sea convincente, y para conseguir eso tenéis que estar convencidos de que el bienestar de vuestros hijos está por encima de los arrebatos de vuestra separación.

kids-2813848_1920

No evitar la razón de fondo. Sin entrar en detalles puntuales ni reproches, la clave de una separación es la decisión de dejar de convivir para conseguir una vida mas plena y realizada. Esto no afecta al amor por los hijos ni debería afectar a la capacidad de seguir trabajando juntos por su bienestar.

Entrar en los detalles sobre los cambios que les van a afectar en el día a día. Dónde van a vivir hoy con quién, son detalles clave que hay que tratar con la máxima honestidad y respeto.

¿Qué pasa con el padre que se va de casa? Esto es muy importante porque es la circunstancia clave de la separación para vuestros hijos, es el cambio radical que van a notar de forma inmediata. Dónde va a vivir el padre que se va, con que frecuencia se va a mantener el contacto y un compromiso claro de mantener una relación de calidad van a ser las claves para moderar la angustia inicial.

El amor de padres sigue intacto. Hay que insistir en esto porque a la larga va a ser lo mas importante para vuestros hijos. Tenéis que convencerles de que no hay un gramo de culpa por su parte, de vuestro amor incondicional por ellos y de que vais a seguir trabajando por su bien y tomando juntos las decisiones importantes.

Estad atentos y abiertos a sus reacciones. Tanto si no parecen reaccionar inicialmente como si se vienen abajo o se enfadan delante vuestro, recordad que probablemente no se esperaban la noticia, que se dan cuenta de que sus vidas van a cambiar y de que necesitan tiempo para articular sus sentimientos y crear una versión aceptable de la situación. Por eso el amor incondicional hacia ellos debe estar claro en todo el proceso.

Abriros a sus preguntas con respuestas honestas y claras, si no sabéis que decir sobre alguna cuestión es mejor reconocerlo en el momento. Es evidente que la cuestión no se va a zanjar con una sola conversación por lo que deberíais transmitirles que estáis mas que abiertos a que el tema se hable cuantas veces sea necesario.

El tiempo es clave. No solo para ellos sino también para vosotros, la realidad diaria debe aterrizar poco a poco y esto tomará su tiempo. Hay que tener paciencia y sobre todo hacer un esfuerzo para que sientan vuestra presencia y apoyo constante en este periodo.

Derechos de Imágenes: besnopilePixel2013

 

Publica tus comentarios