Musical.ly: la red social que arrasa

En 2014, dos emprendedores chinos lanzaron al mercado una nueva red social basada en música y vídeos que en solo un año contaba con más de 90 millones de usuarios registrados y 12 millones de vídeos descargados al día. La velocidad con la que ocurren los cambios y nuevas propuestas en el territorio de las redes sociales es fascinante, especialmente cuando los destinatarios son adolescentes ávidos de nuevas formas de auto afirmación a través de su reputación online.

¿Te suena Musical.ly? Es probable que no, debido en parte a esta velocidad en que aparecen estos nuevos inventos sociales para tus hijos, y en parte a que hace tiempo dejaste de pretender estar al tanto de sus nuevas tecnologías.

Aunque así sea, es más que probable que hayas visto algún vídeo en el que alguno de tus hijos o familiares adolescentes baila como un poseso mientras vocaliza la letra de una canción enloquecida.

¿Cómo funciona?

Se trata de una nueva red social en toda regla, basada en un mecanismo muy sencillo. Sus usuarios pueden grabar vídeos de si mismos con una duración de entre quince segundos y un minuto. Una vez grabado el vídeo, este se puede editar con canciones y sonidos además de múltiples efectos que cambian y revierten la velocidad del vídeo. Además es posible reutilizar sonidos e interactuar con otros vídeos creados por el resto de la comunidad, o convertirse en el “mejor fan” de un ídolo musical y acabar haciendo duetos con el artista de sus sueños. Todas estas posibilidades además de la facilidad para enviar y recibir mensajes han tenido como consecuencia esta verdadera explosión social que rápidamente ha empezado a captar el interés de nuestros hijos.

Si no has visto todavía alguno de sus vídeos pídeles a tus hijos o conocidos adolescentes que te los muestren y entenderás, además de pasar un buen rato, por qué como forma de expresión para esta edad, Musical.ly está arrasando.

Musicaly2-923186_1920

Sin embargo no debemos olvidar que se trata de una red social, que se basa en compartir contenidos en primera persona y que funciona con el sistema de likes, seguidores y comentarios que todos conocemos. Como padres deberíamos estar al tanto de unas mínimas reglas de seguridad a tener en cuenta, algunas son comunes al resto de redes sociales y otras específicas de esta aplicación. Esto es especialmente importante cuando estamos hablando de una aplicación que capta el interés mayoritario de un público adolescente e incluso infantil. No hay razón para la alarma, se trata más bien de conocer y eliminar los peligros potenciales de cualquier red social para menores de edad. Veamos alguno de estos consejos:

Consejos

Privacidad: al crear una cuenta en Musical.ly, ésta es pública por defecto, es decir que es necesario clicar en “cuenta privada” y de esta manera tener la posibilidad de aceptar o no a quien quiera convertirse en seguidor para ver los vídeos de tus hijos.

Localización: es uno de los ajustes a tener en cuenta en la medida en que permite al usuario ver que seguidores o “musers” se encuentran en un área geográfica determinada. Aunque no facilita ni mucho menos la localización exacta, ten en cuenta que esta función no es necesaria para utilizar la mayoría de funciones de la aplicación, por lo que en principio se puede tener desconectada para mayor seguridad.

No está dirigida a menores de 13 años, se trata de algo que la propia red social explicita en sus condiciones de privacidad e incluso anima a los padres a comunicar la utilización por hijos menores de esta edad para darles de baja.

Contenidos e imágenes explícitas en los vídeos. Incluso teniendo una cuenta privada se puede acceder al resto de cuentas públicas de la red. Aunque está en contra de los términos de participación, y se persigue activamente, es posible encontrar vídeos con contenidos en absoluto adecuados para menores de edad.

En su manejo y funcionamiento habitual se trata de una red social muy divertida, dinámica y bastante segura para adolescentes a partir de una edad. Como en tantos temas que tienen que ver con Internet tu responsabilidad es transmitirle a tus hijos los valores y el sentido común que le permitan disfrutar en las redes sociales minimizando los riesgos.

Derechos de Imágenes: JanisosStockSnap

 

Publica tus comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.