Mamá, quiero trabajar

Si tus hijos son de esos con ganas de trabajar a la vez que siguen con sus estudios, te damos la enhorabuena! No sólo ganarán en responsabilidad y confianza sino que trabajando incluso les ayudará a darse cuenta de lo importante que es su formación académica. Por estos motivos, desde Cuaderno de Valores, te animamos a que les apoyes. Además, si aún no han cumplido los 18, necesitarán tu autorización. Sigue leyendo para descubrir cómo abordar este tema y algunas ideas sobre cuándo y dónde.

¿Sabías que en España, los menores de 18 años, pero mayores de 16, que no vivan de forma independientepueden trabajar, pero con autorización de sus padres o representantes legales?

Como ocurre en muchos países desarrollados, es normal y legal que los adolescentes quieran probar lo que es trabajar, y ganar en experiencia, responsabilidad y en algunos casos, dinero.

Ventajas de trabajar

Valorarán más el dinero. Que si la última zapatilla, un nuevo tablet o teléfono móvil, que si una salida con sus amigos el fin de semana… Como padre y madre de adolescentes, sabrás muy bien lo que cuestan estos caprichos. Ya sea remunerado o no, empezarán a valorar más el dinero y el esfuerzo que haces. Si es remunerado, pregúntales qué harán con ese dinero y cómo pueden sus ingresos ayudarles a costear lo que no sea de primera necesidad. Recuerda que estas conversaciones, las económicas, son también una parte importante de su educación.

Crearán currículo. Los jóvenes adolescentes que trabajan ya sea haciendo prácticas o como empleados (siempre y cuando obtengan buenas notas en el colegio, instituto o universidad), tienen muchas más oportunidades de salir elegidos para un puesto de trabajo porque demuestran su responsabilidad ante el hecho de compaginar con éxito varias cosas a la vez.

working1

Sacarán mayor rendimiento. No hay nada como estar muy ocupado para darse cuenta de la cantidad de cosas que logramos hacer si nos organizamos bien. Una vez que tus hijos adolescentes comiencen a trabajar y lo compatibilizan con sus estudios y tareas en casa, aprovecharán mejor su tiempo libre y es menos probable que se metan en líos.

Además de estas ventajas también ganan en autoconfianza, habilidades sociales y el trabajo en equipo. Dependiendo de qué tipo de trabajo haga a tiempo parcial, esto le puede ayudar a saber qué quiere y qué no quiere en el futuro laboral que le espera. Puede incluso ampliar sus horizontes y inspirarles a seguir formándose académicamente.

Opciones

Hay opciones de trabajo para un adolecente en España ya sea haciendo prácticas, un trabajo de verano, de fin de semana o a tiempo parcial mientras estudian. Habla con tus hijos para valorar cual sería la mejor opción.

Prácticas. Aunque muchas empresas se aprovechan de la triste situación laboral que vivimos en España, y a cambio de nada, tienen a muchos jóvenes cualificados trabajando como becarios, que esto no sea disuasorio. Hacer prácticas no remuneradas tiene casi las mismas ventajas (quizás las más importantes) que las de un trabajo pagado y lo más importante para ellos ahora es ganar en experiencia. Eso sí, te sugerimos leer este artículo con tus hijos para conocer qué derechos tienen.

Trabajos remunerados.  Existen portales de empleo, como StudentJob, para jóvenes que aún están en la ESO donde encontrar prácticas en empresas, trabajo durante las vacaciones o trabajo durante el año escolar.

PrimerEmpleo es otro portal donde los adolescentes pueden encontrar trabajos. No importa donde vivas, ambos portales ofrecen trabajos según tu ciudad y región.

Recuerda que tus hijos adolescentes tienen que saber que no por trabajar pueden descuidar sus estudios ni sus tareas en casa. Antes de dar el sí, pídeles que hagan un calendario modelo de cómo sería su semana laboral, incluyendo las horas de colegio, de estudio y de sus tareas en casa.

Valoradlo juntos para ver si realmente es practicable y si lo es, acuerda con ellos la siguiente cláusula: si sus notas, sus responsabilidades en casa o su comportamiento decaen, tendrán que dejar de trabajar. Por último, ayúdales a pensar en qué trabajo les gustaría realizar y luego a informarse bien acerca del puesto de trabajo, de quienes serían sus superiores y de su contrato. Este es el momento perfecto para volver a reforzar la idea de que la libertad viene con responsabilidad.

Derechos de Imágenes: Young Audiences MD

Publica tus comentarios