Los peligros de los juegos online

Hoy en día, internet es uno de los pasatiempos preferidos de nuestros peques pero… ¿qué hacen los niños online?  Miran vídeos en YouTube, suben fotos y contenidos a redes sociales y juegan online.

Los juegos online son bastante populares entre los niños, eso lo sabemos todos, papás y maestros, pero ¿a qué juegan los niños? ¿Hay algún peligro en que jueguen en la red?

¿Qué son los juegos online?

Qué es un juego online y cuáles son los peligros para los niños

Basta escribir en el buscador “juegos online gratis” para encontrar una enorme cantidad de páginas dedicadas a toda clase de videojuegos, como los juegos de rol o multijugador, que se encuentran entre los preferidos de los jóvenes.

Un juego online es sencillamente lo que los padres de hoy conocíamos de pequeños como videojuego. Los niños se conectan a internet, ingresan en un juego de su elección y juegan en tiempo real; dependiendo del juego, lo hacen de manera solitaria o en paralelo con otros jugadores (juego multijugador).

Juegos online y juegos de rol de moda

Como todo, dentro de los juegos online también hay modas. Por ejemplo, en la actualidad los juegos más famosos entre los peques y adolescentes son World of Warcraft,  Diablo y Guild Wars, entre los juegos de pago, y RuneScape y League of Legends, dentro de los juegos gratuitos.

Dota 2, Lineage II, Tera, Mu online y Aion son algunos de los otros juegos  que los peques disfrutan online. Por lo general, los niños y adolescentes escogen juegos de rol, donde pueden proyectarse mediante un avatar y actuar como ellos quieren, sin rendirle cuentas a nadie, y juegos de acción multijugador, donde el nivel de violencia suele ser bastante alto.

Peligros de los juegos online

Juegos online: proteger a los niños en internet

Como te imaginarás, los juegos online pueden englobar una gran cantidad de peligros para nuestros hijos. Internet abre las puertas de un nuevo mundo a los niños, un mundo donde pueden acceder a toda clase de información, para bien y para mal. Y como en el mundo mismo, allí deambulan buenas y malas personas. Veamos juntos algunos de los peligros que acechan a los niños en los juegos online:

  • Los niños pueden acceder a juegos con contenido sexual: aunque no lo creas, acceder a un juego de rol sexual no es para nada complicado. Sólo debes tipear “juego online de sexo” en el buscador para encontrar una larga lista de posibilidades con contenido bastante explícito. Lo sabemos, estás pensando que tu hijo nunca buscaría un juego de esa índole pero… ¿y si te decimos que en las páginas de juegos online hay juegos con contenido poco recomendable para los más pequeños?
  • Las comunidades virtuales: la mayoría de los juegos online cuentan con comunidades virtuales donde los niños pueden intercambiar información sobre el juego ¡y hablar de lo que se les ocurra! Incluso dar información personal o intercambiar fotos.
  • En Internet no toda persona es quien dice ser: en los juegos online los niños pueden encontrarse con adultos que se hacen pasar por niños con el objetivo de ganar su confianza y conseguir un encuentro en persona o el envío de material pornográfico. Los ciberdepredadores están al acecho y se esconden tras perfiles falsos que les permitan acercarse a las potenciales víctimas. ¿Sabías que algunos jugadores adultos regalan crédito a los niños para ganar su confianza y su amistad? Por supuesto, luego piden algo a cambio…
  • Los juegos de apuestas pueden aparecer en la búsqueda del niño: parece una tontería, sin embargo no lo es. Entre la enorme selección de juegos online, los niños pueden acceder a páginas de apuestas, con el consabido peligro monetario y la exposición de un menor a una actividad altamente adictiva.
  • Algunas personalidades tienen una mayor inclinación a la adicción que otras: los vídeojuegos pueden convertirse en una adicción para algunos jóvenes.
  • Exposición a un contenido altamente violento: muchos juegos basan su interacción en “matar”, por ejemplo los niños pueden jugar a ser asesinos y “practicar” disparando al pecho o a la cabeza de los personajes online.
  • Ciberbullying: existen casos de acoso que continúan en la red, incluso en juegos de rol.

Los riesgos para los niños que participan de juegos online son muchos y de variable peligro. ¿Podemos hacer algo para cuidar a los niños online?

¿Cómo proteger a los niños que juegan en la red?

Consejos para cuidar a los niños en los juegos online

El primer paso para cuidar a nuestros niños online es concientizarnos de que internet es igual que otras actividades que realizan nuestros peques, como ir al parque, al cine o a un parque de diversiones. Así como en estos lugares estamos atentos a las actividades que realizan y no les permitimos algunas cosas, como mirar pelis de terror, saltar desde lo alto de una casa de madera o subirse al tren del terror (cuando son pequeños), debemos actuar de la misma manera con internet. Sobre la base de esta premisa, podemos darte los siguientes consejos para proteger a los niños que juegan en la red:

  1. Acompaña a tus hijos: es importante que conozcas a qué juegan los peques en internet para así corroborar que no se expongan a contenidos violentos o sexuales y monitorear que no estén en contacto con personas que puedan suponer un riesgo para su bienestar.
  2. Explica a tus hijos los riesgos de compartir información personal online: hablar con tus hijos es fundamental para ayudarles a entender los peligros que acechan en internet. Evitar que los niños compartan información privada y fotos con desconocidos les protegerá.
  3. Habla con tus hijos sobre los sitios de apuestas, explícales que se trata de una actividad ilegal para menores de edad y que además, podría acarrear problemas económicos graves para la familia.
  4. Aclara a tu hijo que encontrarse con un “amigo” de internet puede ser sumamente peligroso para él, ya que online hay gente que se presenta con datos falsos e intenciones poco claras.
  5. Controla los tiempos de juego de tu hijo, para evitar así la adicción y una gran exposición online.
  6. Si tu hijo quiere jugar online, investiga el juego del que quiere formar parte. Siempre será más recomendable un juego con control parental que uno que no lo tiene, así como también un juego donde sus amigos, familiares o conocidos participan. ¡Incluso tú mismo puedes jugar con él a ese juego!
  7. Confía en tu hijo y haz que confíe en ti: si tu hijo sabe que puede contar contigo y que siempre le ayudarás, sin importar qué suceda, es más probable que acuda a ti cuando tenga un problema.

No nos cansamos de repetirlo: compartir tiempo en familia y hablar con los hijos es la mejor protección contra los peligros existentes en los tiempos que corren.

Derechos de las imágenes: photoroyalty/Freepik, jeswin/Freepik, katemangostar/Freepik, bearfotos/Freepik

  1. johnnypozega Responder

    Yo aún sigo sólo con uno, pero me estoy pensando el segundo Te leo y no me decido, igual el peque aún es muy peque, tiene sólo 9 meses. Dormir?? Con eso aún estamos batallando, al peque le ha costado mucho y le sigue costando

Publica tus comentarios