Los niños también necesitan estar solos

Si alguna vez te has preocupado porque tu hijo prefiera jugar solo te alegrará saber que es algo muy positivo ya que potencia su autoestima, su imaginación y su habilidad de poder relacionarse con el mundo sin tener que llamar a papá y a mamá cada vez que se aburre. El juego individual es una parte esencial del aprendizaje. Si tu caso es el contrario, que no logras separarte ni un minuto antes de que tu hijo te llame la atención o pida jugar con otros niños, estas claves te ayudarán a potenciar el juego individual y desarrollarlo de forma sana y positiva.

Desde que nacen hasta que cumplen los tres, los niños aprenden de muchas maneras: jugando contigo, interactuando con otros niños y explorando el mundo por su cuenta. Organizar fiestas o reuniones infantiles en casa o en el parque con la familia o amigos está muy bien pero, ¿sabías que es igual de importante dejarles solos aunque te parezca aburrido?

Recuerda que para un bebé, pasarse un rato mirándose al espejo fijamente o fascinado por las formas de un móvil, es puro entretenimiento.  Y que los más mayores pueden pasarse horas entretenidos metiendo y sacando cosas de una caja de cartón o inventándose historias a solas. Eso sí, depende de la edad y los hábitos a los que está acostumbrado.

solo2

No esperes que los niños de 1 año jueguen solos más de 15 minutos. Sin embargo, sí podemos ayudarles a disfrutar jugando solos. Recuerda que los niños pequeños necesitan estructura y dirección. No se trata de rodearles de juguetes aunque sean sus favoritos. Esto solo les abrumará.

Es mejor estructurar sus actividades de una en una y volver a involucrarles en lo que estaban haciendo. Por ejemplo, si pierde interés con sus bloques de madera, no insistas en que vuelvan a jugar con ellos inmediatamente. En us lugar, comenta lo bien que han colocado sus bloques y anímales. Y ahora, a ver si pueden apilar otros.

Otra idea es ayudarle a pensar en ideas para que luego puedan jugar solos. ¿Qué podemos hacer con todas estas muñecas?” “¿Cómo te podrías disfrazar con esta ropa y estos sombreros?” “Con estas telas podrías hacer una tienda de compaña o una casita. ¿Por qué no lo pruebas? La próxima vez que estén solos un rato, recordarán estas ideas y posiblemente se inventarán nuevas formas de jugar. 

No les bombardeas con ideas y juegos. Es importante que ellos sean los que elijan y tomen sus propias decisiones.  Solo así se convertirán en personas sanas e independientes, en definitiva la mejor lección y una que les acompañará siempre.

No te lances a recoger el balón cada vez que se les escapa. Tampoco te apresures a reemplazarles ese juguete que tanto les está frustrando. Recuerda que debemos brindarles la oportunidad de aprender a estar solos y de resolver sus frustraciones a su manera.

¿Tu hijo juega solo o te requiere a cada instante? Comparte tu experiencia con nosotros.

Si quieres saber por qué es mejor no vigilar a tus niños mientras juegan, no dejes de leer este artículo publicado aquí en Cuaderno de Valores.

Derechos de Imágenes: Reginald PentiñoSwomg95765

Publica tus comentarios