La segunda oportunidad de los hermanos Sanjay

Phule Nagar, una de las zonas en desarrollo de Pune (India), tiene una enorme parte de la población que reside en barriadas formadas ilegalmente, sin instalaciones esenciales, como la electricidad, el agua y el saneamiento. En estas zonas hay niños viviendo en chabolas, padeciendo una situación de extrema vulneración de sus derechos más básicos, tales como la alimentación,la higiene o la educación.

Para poder subsistir y hacer frente al día a día y las necesidades de la familia, los padres se ven abocados a menudo a apoyarse en sus hijos para la venta de artículos de decoración hechos con trapo o incluso para la mendicidad. En estas circunstancias, los niños se quedan atrás en su escolarización, llegando incluso a darse situaciones en las que los pequeños se quedan vagando por las calles cuando no son requeridos por sus familias.

La familia Sanjay

La situación que ha sufrido la familia Sanjay, en la que tanto el padre como la madre venden juguetes en la calle y se ven forzados a dejar sus dos hijos menores, Pritam y Arjun de 10 y 8 años respectivamente, a cargo de su hija mayor, que está casada y reside en una chabola cercana a la suya. Los padres de los niños no saben leer ni escribir, al igual que ellos, ya que sus padres no les pueden prestar la atención necesaria ni permitirles una adecuada escolarización. Es por ello que, a pesar del empeño de la hermana mayor, pasan la mayor parte de su tiempo deambulando por la calle, peleándose con otros niños, e incluso pidiendo dinero.

Por suerte, su dramática situación llegó a oídos del equipo de Educo en Phule Nagar, el cual les ofreció realizar actividades de educación y de recreación no formal. Ambos hermanos no lo dudaron ni un segundo. Los dos pequeños empezaron a mostrar mucho interés por la educación y empezaron a participar activamente en las actividades de recreo. El equipo de Educo respiraba aliviado, porque el la rehabilitación de los niños era una de las primeras prioridades, fomentado su educación en valores y motivándolos para que cambiaran su, a veces, complicado comportamiento.

Pune, India, 17_23 febrero 2013 slum Phulenagar 50 casa 150 miembros 40 niños

Según iba pasando el tiempo, el equipo de Educo empezó a reunirse con los padres, haciendo un esfuerzo especial para informarles del riesgo para los menores de vivir en las calles, así como los beneficios de su escolarización. Con el consentimiento de estos, a mediados de enero de 2014, ambos hermanos fueron escolarizados en el colegio Om Shanti Balakasharam, Alandi, Pune.

Aunque la decisión fue muy difícil, a día de hoy los padres no pueden estar más felices, ya que ven como sus hijos menores se benefician de mejoras en su alimentación, salud, cuidado y protección. Gracias al internamiento en el centro escolar Dnyaneshwar Kendriya Ashram, donde asisten regularmente a las clases y a las actividades extraescolares.

Después de la actuación de Educo India, los niños no quieren volver a vivir en las calles de Pune. Ahora los niños tienen acceso a las oportunidades que les garantizarán un futuro mejor del que les tocó a sus padres.

Derechos de imagen: Educo.

Publica tus comentarios