La oportunidad del apadrinamiento

“Las niñas lo tienen más difícil para ir a la escuela. Muchas se casan. Pero todo el mundo debe poder estudiar para construir este país”. Nacanabo Safiétou habla con conocimiento de causa. Nacida en una familia de escasos recursos en una aldea de Burkina Faso, la educación le cambió la vida y le dio confianza en sí misma. Con su esfuerzo y el apoyo de Educo, completó la primaria y la secundaria con buenas notas y hoy estudia en la universidad. Su caso es un espejo para otras muchas niñas.

Nacanabo estuvo apadrinada durante la primaria, una ayuda que además de beneficiarla directamente también permitió a su escuela disponer de más recursos pedagógicos y material y mejorar la calidad de la enseñanza. Su buen rendimiento académico le permitió acceder a una beca ELLA para estudiar secundaria y hace dos años obtuvo su título de bachillerato. Hoy, con 23 años, estudia la carrera de asistente a dirección empresarial y el año que viene espera encontrar un buen trabajo que le permita ganarse la vida y ayudar a su familia.

Cuando vuelve a su aldea y se sienta en los pupitres de su antigua escuela, los otros niños la observan con admiración. En su entorno, no es habitual que alguien llegue a la universidad. Y menos una chica. Muchas se ven obligadas a dejar la escuela al acabar primaria, o incluso antes, para trabajar o casarse. Nacanabo tiene claro que todos deberían gozar de la oportunidad de estudiar y completar su enseñanza, pero reconoce que sin apoyo este objetivo puede ser irrealizable. “Puedes acabar la primaria en tu comunidad, pero si no hay una escuela de secundaria no puedes continuar aunque lo desees” comenta. Ella agradece especialmente el apoyo recibido por Educo: “Sin esta ayuda, no hubiera podido seguir. Nos apoyan con material escolar, uniforme, gastos de escolarización… también a nivel del comedor y de atención médica”. Considera que “los alumnos apadrinados se esfuerzan más que el resto porque quieren aprovechar la ayuda”.

El programa de becas ELLA de Educo permite que muchas niñas de barrios marginales y zonas rurales de Burkina Faso, El Salvador, Bangladesh y Guatemala puedan continuar sus estudios de secundaria y soñar con un futuro mejor. En 2015, 1.438 niñas (196 de ellas en Burkina) gozaron de una beca.

BECAS ELLA
escuela_Nacanabo

La escuela de primaria donde estudió Nacanabo

escuela_Nacanabo_aula

Interior de una de las aulas del centro

 

 

Publica tus comentarios