La obesidad en niños aumenta el riesgo de cáncer de colon

La obesidad infantil es una de las pandemias más extendidas en todo el mundo, no solo en los países desarrollados, sino también en los países en vías de desarrollo, en los que además convive con la desnutrición. Comer bien es importante para la salud y ahora la ciencia nos trae nuevos motivos de preocupación con respecto a este tema.

Un estudio realizado en Israel advierte sobre el riesgo del sobrepeso y la obesidad en la infancia en relación al cáncer de colon durante la edad adulta. El estudio concluye que la obesidad y el sobrepeso incluso durante la adolescencia puede incrementar el riesgo de este tipo de carcinomas en adultos hasta en un 53% y asegura que la obesidad (aunque no el sobrepeso) puede doblar el riesgo de cáncer de recto en niñas e incrementarlo hasta un 71% en niños.

Según la Sociedad Americana de Oncología el cáncer de colon es la tercera causa de muerte por cáncer en este país, entre hombres y mujeres.

La correlación entre la obesidad y el cáncer de colon en adultos es un hecho aceptado por los científicos hace años, pero ahora este nuevo estudio añade datos sobre la importancia de los hábitos alimentarios durante la infancia sobre la salud del adulto.

La obesidad infantil está asociada a muchos factores: uso abusivo de azúcares, consumo de zumos, refrescos azucarados, bollería industrial y comida basura o precocinada son los principales culpables de que nuestros hijos tengan exceso de peso. El sedentarismo, el abuso de las horas de televisión, la falta de actividad al aire libre…el estilo de vida occidental no fomenta buenos hábitos de salud.

Comer bien es más caro en tiempo y dinero que comer mal y comer mal está directamente relacionado con padecer numerosas enfermedades que se gestan durante la infancia aunque aparezcan después.

Fomentar el ejercicio físico, racionalizar los horarios de los padres, restringir las horas que los niños pasan sentados – haciendo deberes, por ejemplo -, facilitar el juego y el movimiento mediante instalaciones comunitarias…, temas que ya hemos señalado en multitud de ocasiones desde este blog, son tan importantes como que los padres seamos capaces de enseñar a nuestros hijos a comer bien mediante el ejemplo. Vigilar la obesidad infantil es un hecho que nos concierne a todos como sociedad y que como sociedad deberíamos resolver. Todo suma en la lucha contra el cáncer, pero sobre todo, la mejor prevención es cuidar a nuestros niños desde el primer momento.

Fuente: webmd.com

Publica tus comentarios