La enseñanza en lengua materna, clave en el aprendizaje de los más pequeños

La educación en el idioma materno es básica en los primeros años de escolarización para consolidar los aprendizajes. En Filipinas, sin embargo, la falta de material didáctico adecuado y la poca formación de unos maestros acostumbrados a enseñar hasta ahora en inglés o tagalo han restado eficacia a la decisión del gobierno de introducir estas lenguas en el aula. En Educo formamos a docentes en las escuelas de primaria de la región de Bícol para que puedan enseñar a los más pequeños en su propio idioma y luchar así contra el fracaso escolar.

En Filipinas, los idiomas oficiales en todo el país son el inglés y el filipino o tagalo. Sin embargo, en el archipiélago se hablan más de 170 lenguas distintas y tan solo en la región de Bícol, donde Educo está presente, existen una veintena de lenguas y dialectos locales. Al llegar a la escuela, muchos niños se encuentran con que los profesores les hablan en un idioma que ellos no dominan y que, en el peor de los casos, apenas comprenden, un hecho que dificulta notablemente su aprendizaje.

Ante esta situación, y con el objetivo de combatir los altos niveles de fracaso escolar, el gobierno aprobó el año pasado la introducción de las lenguas maternas en las escuelas de primaria para su uso vehicular y como objeto de estudio. La decisión se fundamenta en la convicción de que la enseñanza en su propio idioma permite al niño una mejor adquisición de habilidades lectoras y de comprensión oral, que son la base de los aprendizajes posteriores.

Formación de maestros de primero y segundo de primaria

Así, los escolares que cursaron el año pasado primer o segundo curso de primaria ya se beneficiaron de esta medida. Sin embargo, la falta de material didáctico escrito en lenguas vernáculas y la escasa formación de los maestros para ofrecer una enseñanza en un idioma diferente a los oficiales han obstaculizado la implantación del programa.

Ante esta situación, en Educo hemos colaborado estrechamente con el Ministerio de Educación para brindar una formación adecuada a maestros, así como también a responsables de los centros educativos y a supervisores del propio ministerio en Bícol.

El pasado trimestre, llevamos a cabo el proceso de formación de 183 maestros de segundo curso de Primaria de las 223 escuelas que apoyamos, y durante los próximos meses y el año que viene continuaremos adelante hasta llegar a un total de 383 docentes de este nivel de enseñanza, lo que beneficiará a 14.400 niños que cursan segundo curso en estos centros. Estas sesiones complementan el proceso formativo que se realizó el año pasado con los docentes de primer curso.

Publica tus comentarios