La diabetes y la alimentación infantil

Hoy, 11 de noviembre, es el Día Mundial contra la Diabetes y desde Educo, queremos invitarte a conocer un poco más sobre esta enfermedad que día a día es más común, no sólo en adultos sino también en niños. De hecho, según datos de 2013 de la Federación Internacional de Diabetes: “en 2011 había un total de 366 millones de diabéticos a nivel mundial de entre 20 y 79 años, por lo cual la enfermedad ‘ha captado’ a otros 16 millones en sólo dos años”.

Ahora bien, ¿sabías que la diabetes infantil es la segunda enfermedad crónica más frecuente en la infancia? Según estudios publicados por Fundación Diabetes, aproximadamente unos 29.000 niños padecen esta enfermedad en España y no sólo eso, sino que cada año se diagnostican 1.104 casos nuevos. Sin duda, vale la pena informarse sobre la diabetes, sus síntomas y la alimentación adecuada para quienes la padecen. ¿Vamos a ello?

¿Qué es la diabetes?

La diabetes es una enfermedad donde los azúcares (o hidratos de carbono) se utilizan de manera inadecuada debido a una falta de insulina en el cuerpo. Por si no lo sabes, la insulina es una hormona que fabrica el páncreas y que es fundamental para que nuestro cuerpo pueda asimilar la glucosa (el azúcar más sencillo de los alimentos). Si falta insulina, la glucosa no penetra en las células y por ende, falta energía. En resumen, podríamos decir que una persona que padece diabetes tiene un cuerpo que no genera insulina y que por ese motivo, no puede absorber glucosa ni transformarla en energía.

A pesar de los numerosos estudios que se han realizado sobre la diabetes, se desconocen sus causas exactas. En el pasado, se creía que esta enfermedad afectaba solamente a adultos pero las últimas décadas han demostrado que su incidencia en niños es relevante, como ya hemos mencionado en la introducción. Por eso, es muy importante conocer los síntomas de la diabetes y prestar especial atención a la aparición de los mismos en los niños.

Síntomas de la diabetes infantil

Existen dos clases de diabetes: la diabetes mellitus tipo 1 y la diabetes mellitus tipo 2. La gran mayoría de los niños se ven afectados por la diabetes de tipo 1, que es justamente la que suele necesitar insulina para su tratamiento.

Ahora bien, descubramos juntos algunos síntomas de diabetes infantil para como papis y profesores estar atentos y consultar al pediatra ante alguna sospecha:

  1. El niño adelgaza: a pesar de comer mucho, el pequeño adelgaza o por el contrario, no tiene apetito y baja de peso.
  2. Orina mucho: puede suceder que niños que controlaban esfínteres vuelvan a mojar la cama.
  3. Bebe mucha agua: la sed constante puede deberse a niveles altos de glucosa. Un alto nivel de azúcar en sangre puede provocar que el niño orine frecuentemente, necesitando rehidratarse también con frecuencia.
  4. Demuestra mucho cansancio: cuando a las células infantiles les falta energía (la glucosa) para funcionar, se evidencia un cansancio extremo que puede observarse en la falta de interés para jugar, por ejemplo.
  5. Tiene cambios bruscos de humor: los cambios en el humor del pequeño pueden deberse a los cambios del nivel de azúcar en sangre. Por eso, si el niño empieza a evidenciar cambios bruscos y no habituales de humor, junto a otras sintomatologías, es bueno consultar al médico.
  6. Aparición de acetona o mal aliento: esto se debe a que el cuerpo utiliza grasa en lugar de glucosa para obtener energía ya que no posee insulina para asimilar la glucosa y transformarla en energía. Así, el hígado convierte la grasa en cuerpos cetónicos que se eliminan por el aliento y la orina.

La diabetes y la alimentación infantil

diabetes-ninos

Una alimentación equilibrada y saludable acompañada de una buena dosis de ejercicio diario y la dosis de insulina recomendada por el pediatra, son esenciales para los niños (y adultos) que padecen diabetes.

Ten en cuenta que los niños necesitan muchísima energía para jugar, saltar, correr, aprender… Y esta energía depende de la transformación de azúcares en glucosa y de su correcta absorción. Por este motivo, en el caso de la diabetes de tipo 1, que hemos visto que suele ser la más común en niños, la administración diaria de insulina se vuelve parte integrante de la vida cotidiana de los pacientes al igual que una correcta ingesta de todos los nutrientes necesarios (hidratos de carbono, grasas, proteínas, vitaminas y minerales) adecuados para la edad del pequeño.

En algunos casos, puede ser necesario modificar la dieta de la familia, evitando excesos de grasas, déficits de fibra y abundancia de consumo de comidas prefabricadas para que el pequeño no sufra hipoglucemia (glucosa baja en sangre) ni hiperglucemia (glucosa alta en sangre). Para evitar estas dos condiciones, es importante tener en cuenta el índice glucémico de los alimentos, es decir la elevación de la glucemia en la persona con diabetes al consumir tal o cual producto. A pesar de tener la misma cantidad de hidratos de carbono, los alimentos pueden tener diferentes índices glucémicos.

Dentro de la alimentación recomendada para niños con diabetes infantil se encuentran las legumbres, verduras (consulta nuestro anterior post sobre consejos para que los niños coman verduras si tienes problemas con este tema) y pastas, cuyo índice glucémico es menor. Ten en cuenta que el índice de las frutas puede variar según se tomen con cáscara, peladas o en zumo siendo este último el de mayor índice glucémico (es decir que se absorbe más rápidamente).

Además, se recomienda evitar los excesos de grasas (bollería comercial, embutidos, bolsas de fritos…), optando por grasas favorables como aceite de oliva, jamón magro, pescado o pollo frente a carnes con mayor cantidad de grasa, y los azúcares de rápida absorción como compotas, miel, azúcar, caramelos, chocolates, yogures azucarados, flanes y natillas comerciales y otros azúcares refinados.

Como ves, la alimentación equilibrada y saludable es parte vital del control de la diabetes infantil. Consulta con tu médico para que te oriente respecto de las necesidades nutricionales de tu pequeño.

Y recuerda que más niños como el tuyo necesitan alimentarse correctamente. Por eso, en Educo, te invitamos a ayudar¿Sabes que colaboramos aportando un mínimo del 50% de una beca comedor en diferentes colegios a lo largo y ancho de España? Desde septiembre del año pasado, cuando lanzamos nuestro primer programa de becas comedor, pudimos repartir 438.000 comidas en 168 colegios y 71 entidades que han llegado a más de 6.000 niños de las 17 comunidades autónomas. Pero la ayuda continúa siendo necesaria: tenemos más peticiones de las escuelas en las que ya estamos colaborando y además, nos llaman de nuevos centros.

Tu donación permite a muchos niños recibir una comida sana y adecuada a sus necesidades al día. Un niño como tu hijo está esperando tu ayuda, ¿nos ayudas a ayudar?

Derechos de las imágenes: Photl, Photl.

Publica tus comentarios