Higiene oral en casa

Se trata de un hábito que, una vez construido en la infancia, les acompañará el resto de sus vidas. Contar con unas encías y una dentadura sanas que permanezcan firmes por muchos años va más allá de una cuestión estética. Como padres podéis conseguir que vuestros hijos entiendan y asuman porqué una higiene oral adecuada es importante y cuales son las rutinas que deben mantener.

Hay muchas razones para cuidar la salud dental de tu familia: poder masticar y sonreír a gusto, evitar el molesto dolor, e incluso según recientes investigaciones evitar riesgos cardiovasculares.

Reglas sencillas que puedes aplicar en tu hogar desde ya

1 Empieza pronto con tus hijos. Uno de cada cuatro niños muestra signos de esmalte dañado incluso antes de ir al cole, la mitad de los niños entre 12 y 15 años tienen algún tipo de carie. La higiene dental debe empezar cuanto antes, desde el momento en que los dientes aparecen sobre los 6 meses de edad. A partir de los 2 años, los críos ya pueden aprender a cepillarse aunque necesitarán supervisión al principio.

2 La eficacia del flúor. Se trata de uno de los avances más importantes en la higiene dental. Está presente en la mayoría de dentífricos y enjuagues bucales y en algunas comunidades autónomas se añade al agua corriente de forma generalizada.

teeth-1652976_1920

3 Cepillarse dos veces y usar el hilo dental una vez al día. Los cepillos deberían cambiarse cada 3 o 4 meses. Lo mejor es usar el cepillo eléctrico, pero si no es posible deberás asegurarte una aplicación uniforme y completa del cepillado en tu dentadura.

4 Enjuágate la boca cuando puedas después de comer, o utiliza un chicle sin azúcar para incrementar el flujo de saliva y limpiar las bacterias de forma natural.

5 Si tú o tus hijos practicáis deportes en los que las caídas son frecuentes considera utilizar protectores dentales de silicona. Se pueden hacer a medida o comprarlos prefabricados. Los golpes en la dentadura son mucho mas frecuentes de lo que pensamos y esta es la forma más sencilla de protegerlos.

6 Come de forma inteligente. Esto es válido para cualquier edad, la salud dental requiere de una dieta equilibrada que incluya frutas, verduras, cereales y lácteos que aporten los nutrientes que tu dentadura necesita.

7 Evita el exceso de azúcar. Cuando las bacterias en tu boca rompen los azucares simples de la comida, producen ácidos que atacan directamente el esmalte. En general hay que evitar dulces y aperitivos tipo patatas fritas y otros ricos el almidón.

8 Visita al dentista con regularidad. La mayoría de expertos recomiendan una revisión cada seis meses en el caso de que no haya problemas previos.

En realidad estamos hablando de dedicar unos minutos al día para mantener nuestras bocas en estado saludable. No se trata de un precio muy alto si consideramos los beneficios y el bienestar a largo plazo que vais disfrutar tu y los miembros de tu familia. Recuerda que cuanto antes empieces con tus hijos pequeños más fácil te resultará inculcarles un hábito tan necesario en sus vidas. Es probable que el mero hecho de supervisar a tus hijos en este tema renueve tu propio compromiso con tu salud dental. A fin de cuentas, como bien sabes, por mucho que les insistas lo que más les va a convencer es verte poniendo en práctica a diario aquello de lo que quieres convencerles.

Derechos de Imágenes:  Kjerstin_MichaelaCollusor 67

  1. Berta Responder

    Hola. Nos ha gustado mucho vuestro post, los consejos que dais para tener una buena higiene bucodental son muy acertados. Nosotros hemos escrito un post en nuestro blog –Enciasgum- recalcando la importancia de cuidar de nuestra boca. Además, hemos propuesto 3 recetas riquísimas que no solo son saludables para nuestro cuerpo, sino que también lo son para nuestra salud bucodental. Nos gustaría que le echarais un vistazo y nos dierais vuestra opinión. Os dejamos el link por si os animáis a pasaros: http://www.enciasgum.es/3-recetas-riquisimas-que-mejoraran-tu-salud-bucal/

    • Educo Responder

      ¡Hola, Berta! Muchas gracias por tu mensaje, nos han encantado las recetas, ¡sencillas y sanas! Un saludo 🙂

Publica tus comentarios