“He llegado hasta aquí gracias a mi padre”

Su nombre es Yasin Bhuian y nació el primer día del año 1999. Tiene 18 años y toda su vida ha estado ligado a Educo. Pocos meses después de nacer ya asistía a la guardería de nuestra ONG en el slum Shahjadpur, un barrio de chabolas en la periferia de Dhaka, donde estudió toda la primaria. Después cursó la secundaria en el instituto Gulshan Model y, tras graduarse con sobresalientes, continuó estudiando en el Colegio de Comercio con una beca de Educo. Este curso ha conseguido entrar en la Universidad de Dhaka, donde se está sacando la licenciatura en Administración de Empresas.

“Fue la situación más terrible de mi vida. Mi padre en la cama en el hospital, con muchos problemas para respirar. Hasta que dejó de hacerlo y se quedó quieto, inmóvil”.

Yasin recuerda con mucho dolor la muerte de su padre hace dos años. “Si he llegado donde lo he hecho es gracias a él. Porque a pesar de su origen humilde nunca dejó de insistir en que tenía que seguir estudiando”. Abul Kalam dejó a su familia en el pueblo y se fue a la capital, Dhaka, a buscar una vida mejor para todos. No encontraba trabajo, así que decidió hacer de conductor de rickshaw, transportando personas de aquí para allá, pero ganaba tan poco que no le daba ni para alquilarse una habitación y tenía que dormir en la calle.

slum-Dhaka

Familias de las aldeas rurales se hacinan en los barrios de chabolas de la ciudad en busca de una vida mejor.

Unos años después consiguió un puesto como vigilante de seguridad de una empresa, lo que permitió que su mujer se trasladara con los niños a la ciudad y alquilaran una habitación en Shahjadpur. “Mi padre siempre miró por nuestro bienestar y nos motivó a estudiar, a mis hermanas y a mí. Su inspiración me ha ayudado mucho a avanzar, así como el apoyo de Educo”.

pathshala

Educo apoya la educación de los niños en los slums de Dhaka.

Publica tus comentarios