“Hacer deporte es otra manera de aprender”

El deporte es una manera muy eficaz de que los niños desarrollen habilidades y capacidades, a la vez que trabajan valores y mantienen una vida saludable. En ciudades como Guayaquil (Ecuador), es también para muchos adolescentes sin recursos una vía para alejarlos del clima de violencia social y del mundo de las drogas.

El Ministerio de Educación de Ecuador está implementando en los centros educativos públicos actividades extraescolares para contribuir a la formación integral de los niños y adolescentes fuera del horario de clases. Hasta ahora, este tipo de actividades solo se ofrecían en los colegios privados, con lo que la gran mayoría de familias sin recursos no podían acceder a ellas. En el barrio del Guasmo, una de las zonas más desfavorecidas de Guayaquil, la escuela Leónidas Ortega Moreira ha sido designada como uno de los centros para llevar a cabo este tipo de actividades, que están abiertas a todos los alumnos de las escuelas públicas con las que trabajamos en este sector guayaquileño.

Diana Sánchez y John Escalante, de 17 y 13 años respectivamente, son dos alumnos de esta escuela. Ambos practican taekwondo y aseguran que “hacer deporte es otra manera de aprender”. De hecho, según nos explican, su profesor solo acepta a los niños y niñas que son solidarios con todos los compañeros, que ayudan a quien lo necesita y que son humildes.

Ahora que tienen otro camino que tomar, Diana se define como una adolescente alegre y activa, mientras que John, que desde niño siempre había querido practicar taekwondo, sueña con ser un gran deportista. Ambos han descubierto la fuerza que tiene el deporte para contribuir a su formación integral.

 

Publica tus comentarios