Guía para niños: ¿cómo actuar si nos perdemos?

Se acercan las vacaciones familiares, ¿tenéis ganas de disfrutarlas? Seguro que sí. De cara a las vacaciones, os proponemos enseñar a los niños cómo actuar ante la eventualidad de perderse. ¿Lo habéis hecho ya? ¡No os perdáis nuestro artículo de hoy!

En esta guía para niños encontrarás consejos para que puedas explicarle a tus hijos qué hacer si se pierden en la calle, en la playa ¡o dónde sea!

Niño perdido: ¿qué hacer si me pierdo?

Niños perdidos_interior2

El primer paso como papás es hablar con nuestros hijos sobre la posibilidad de perderse… o de dejar de ver a mamá y papá en un supermercado, en la playa o en la calle. Y el segundo, pero no menos importante, es enseñar a nuestros hijos su nombre completo y nuestro nombre y apellido (imagina que tu hijo se pierde y lo único que sabe de ti es que eres “mamá” o “papá”).

Ahora bien, veamos juntos cuáles deberían ser los pasos a seguir por un niño perdido:

  1. Estar tranquilos: tanto los papás como el peque deben mantener la calma. Desesperarse complica la situación. ¿Lo mejor? Respirar profundo y confiar en que siguiendo estos consejos, os encontraréis en un par de minutos. Explícale a tu hijo que papá y mamá siempre le buscarán y le encontrarán… ¡y repítete esto también a ti mismo!
  2. Quedarse en el lugar: inconscientemente, los niños tienden a moverse e intentar encontrar a papá y mamá por sí mismos. Esto es un grave error ya que así sólo conseguirán perderse realmente. Debemos enseñar a los niños a quedarse en su lugar (siempre y cuando se trate de un lugar seguro. Si el pequeño se encontrase en medio de una calle, lo ideal es que se ubique a reparo de los coches) y esperar allí a que les encuentren.
  3. Gritar para que podamos ubicarle: por lo general, enseñamos a nuestros hijos a no gritar en lugares públicos pero esta opción puede ser muy buena para ayudarnos a encontrarles si se han separado de nosotros. En este caso, los peques deberían gritar nuestro nombre y no “papá o mamá”.
  4. Solicitar ayuda a una madre con niños: enseñamos a los niños a no hablar con extraños… y cuando un niño se encuentra perdido, esta enseñanza juega en contra. Explica a tu hijo que en caso de perderse, debe mirar a su alrededor, sin moverse del lugar y pedir ayuda a una madre con niños. Los niños mayores quizá puedan distinguir uniformes y solicitar ayuda a un policía, personal de tienda o de seguridad. En cualquier caso, puede pedir ayuda, dar su nombre y tus datos pero nunca moverse del sitio ni acompañar a esa persona a otro lugar.

Si tu hijo cumple estos tres pasos, seguramente le encontrarás de manera rápida y sencilla: tan sólo deberás desandar el camino que ya has hecho y encontrarle en el último punto donde os habéis visto. En cualquier caso, te recomendamos que tú también grites el nombre de tu hijo durante la búsqueda.

¿Un último consejo? No riñas a tu hijo cuando le encuentres, abrázale y tranquilízale… Más tarde hablarás con él sobre la importancia de dar la mano y no separarse de ti. En ese momento, el peque sólo necesita saber que está a salvo y le quieres.

¿Cómo enseñar a los niños a actuar si se pierden?

Niños perdidos_interior

Seguramente estos pasos te han parecido sumamente sencillos pero… ¿qué tan fácil es enseñarle estos consejos a los niños? No tanto, para ser sinceros. Sin embargo, si transformas toda la situación en un juego, ¡verás cómo aprenden en un abrir y cerrar de ojos!

¿Qué te parece si descubrimos juntos algunas actividades lúdicas para enseñar a los peques a actuar cuando se pierden?

Juego de rol

Te aconsejamos jugar con tus hijos una especie de “juego de rol” donde ellos pueden ser los padres y tú el niño perdido, así podrás mostrarles cómo actuar ante cada situación. Los niños se divertirán ¡y aprenderán con tu ejemplo!

¡Congelado!

Otra variación del juego de rol anterior es “¡congelado!”; en este caso, te proponemos jugar a “congelarse” cada vez que os dejáis de ver. Si tú haces de hijo, deberás quedarte en el lugar hasta que te encuentren porque al no ver a papá y mamá, un hechizo te ha dejado “congelado” en tu sitio.

Nombres y números en rima

Puedes inventar un cuento, una poesía, una rima o una canción con tu nombre y apellido y el de tu peque, incluso puedes incluir tu número de móvil. Al aprender la canción, tu hijo tendrá la información necesaria para ubicarte en caso de estar perdido.

La búsqueda del tesoro

Si tus hijos son muy pequeños, puedes colocar un pequeño papel, tatuaje temporal o trozo de cinta adhesiva con tus datos en algún lugar escondido que sólo el peque conozca, por ejemplo en la capucha de la chaqueta o dentro del zapato. Así, en caso de perderse, tu hijo podrá mostrar la información a quien le ayude.

Juega a “y si…”

A los peques les encanta imaginar historias… y eso puede servirte para que aprendan sobre esta temática. Plantea posibles situaciones y deja que tus hijos elijan cómo actuar. Poco a poco podrás ir ayudándoles y corrigiéndoles hasta que sepan exactamente los pasos a seguir si están perdidos.

Como ves, las opciones son múltiples. Puedes también jugar con los muñecos a que uno se pierde y los demás deben buscarle, mirar juntos vídeos sobre seguridad en la calle, dibujar o ¡lo que se te ocurra!

Derechos de las imágenes: Marg, Fred Mancuso, Mindaugas Danys

Guardar

Publica tus comentarios