Guía básica de redes sociales, ¿qué hacen nuestros hijos online?

¿Sabes cuál es la edad promedio de iniciación de los niños españoles en las redes sociales? 9 años. Sí, lees bien: 9 años (datos aportados por un estudio de la empresa Monsan). A pesar de que muchas redes sociales tienen un límite de edad para ingresar, muchísimos niños tienen perfiles e interactúan diariamente en ellas.

Ahora bien, esto no es una novedad. Como padres y docentes sabemos que los peques dan sus primeros pasos en las redes sociales a edades muy tempranas. De hecho, cerca de un 40% de niños entre 9 y 13 años tienen perfiles en redes sociales como Facebook o Tuenti y alrededor de un 40% tienen móvil sobre los 11 años. Estos son hechos pero… ¿cuáles son las  redes sociales preferidas de los niños? ¿Qué hacen en ellas y cuáles son los peligros que engloban? Acompáñanos a descubrirlos…

Redes sociales. ¿cuáles son las más famosas?

Niños y redes sociales-interior

Al hablar de redes sociales las primeras que se vienen a nuestra mente suelen ser Tuenti y Facebook pero ¡lejos están de ser las únicas! De hecho, hay muchísimas redes sociales a las cuales nuestros hijos tienen acceso y que muchas veces no contemplamos. Veámoslas juntos:

YouTube, vídeos al alcance de todos

La plataforma de vídeos YouTube es la red social preferida por los púberes y adolescentes. Seguramente te estés preguntando si realmente se trata de una red social. Pues sí. Las redes sociales son sitios de internet que engloban comunidades online, son sitios donde las personas “se encuentran” para compartir experiencias, vivencias y/o intereses.

YouTube es justamente eso: un lugar de encuentro donde compartir vídeos de artistas… o propios. La gran tendencia de los últimos años es la del vlog, es decir vídeos hechos por jóvenes para mostrarse o hablar de alguna temática. El youtuber Rubius, por ejemplo, tiene más de 15 millones de seguirdores. Mucha exposición, ¿verdad? Imagina si tu hijo fuese un youtuber…

Facebook, la reina de las redes sociales

El 54% de jóvenes de entre 16 y 24 años utilizan asiduamente Facebook y es muy posible que menores de esa edad también tengan un perfil en esta red social (Informe OBS 2015).

Para muchos, tener un gran número de amigos es la máxima preocupación en esta red social, motivo por el cual se tiende a aceptar a “cualquiera”, conocido o no, para ser “amigos de Face”. Vídeos, fotos, virales y mucho más pululan por esta red.

Whatsapp, niños hiperconectados

Sin duda, Whatsapp es una de las redes sociales que más ha crecido en los últimos años y ha pisado tan fuerte en nuestra vida que muchos de nosotros nos conectamos a ella de manera habitual varias veces al día. Mensajería instantánea, intercambio de fotos y vídeos, envío de audios y virales… ¿Algo más se le puede pedir?

Tuenti, la preferida de los más jóvenes

La penetración de Tuenti sigue siendo bastante inferior a la de Facebook pero muchos de los niños más jóvenes prefieren esta plataforma… o son los padres quienes la imponen frente a su competidora Facebook. Similar a la reina de las redes sociales, es otra de las redes que debemos tener en la mira como padres y docentes.

Instagram: selfies y wefies a la orden del día

¿Hay algo que guste más a los jóvenes de hoy en día que tomarse selfies y wefies (foto de grupo) o hacer un vídeo y compartirlo con amigos y conocidos? La exposición (o sobreexposición) es una de las grandes características de los “millenials”, como se conoce a la generación de nuestros hijos. Pero… ¿qué peligros supone esto?

Snapchat, la red social reina de los “emojis”

En 2016, la red social de las fotos y vídeos con “emojis” (los emoticonos o dibujos que están tan de moda hoy en día) que tienen una vida de corta duración ha crecido llamativamente, sobre todo para mantener “conversaciones picantes”.

¿Qué hacen los niños online?

Selfies

A diferencia de los adultos, los niños principalmente generan contenido. ¿Cómo? Muy fácil: toman fotografías de sí mismos y las comparten online. Hacen vídeos y los comparten. Las redes sociales son una especie de escenario donde los peques son los protagonistas.

Poca ropa y poses sensuales pueblan las fotos de los adolescentes… incluso de los más pequeños.

Nuestros hijos se comunican online, construyen su imagen, conocen gente (para bien y para mal), sufren acosos o acosan, “venden” lo que otros quieren que los demás vean de ellos. Básicamente, aprovechan el espacio lejos de los adultos para construir una vida rodeados de pares, en un sitio donde se mueven como peces en el agua porque internet es eso para ellos: su hábitat natural.

Ahora bien, esa comodidad que sienten con el uso de redes sociales no quita que se expongan a una gran variedad de peligros, a veces incluso sin darse cuenta.

Peligros para los niños en las redes sociales

Riesgos para niños en las redes sociales

No exageramos al hablar de peligros “online”, claro que no. Las redes sociales permiten a los peques estar interconectados, algo fundamental para ellos a su edad, momento en el cual el grupo de pares es de mayor importancia que la familia, por ejemplo. Sentirse parte de un grupo se vuelve vital para los púberes y adolescentes y es bajo esa circunstancia que las redes sociales cobran importancia: se transforman en lugar de encuentro, donde no sólo es posible encontrarse con los pares sino también dónde uno puede mostrarse como desea ser, más que como uno es.

¿Qué peligros entrañan las redes sociales? Como todo, los peligros no son inherentes a ellas mismas sino al uso que de ellas se hace. Así, podríamos englobar los peligros en “adicción” y “cibercrimen”.

Adicción a las redes sociales

El estudio Connected Kids, elaborado por Kaspersky Lab e iconKids & Youth, arrojó una conclusión preocupante: “los niños españoles de entre 8 y los 16 años son adictos a las redes sociales y se comportan de forma muy peligrosa en la red, poniéndose en peligro a sí mismos y a sus familias”.

¿Cuántas veces has visto un grupo de jóvenes sentados en el parque, cada uno con su smartphone o su tablet? Nuestros niños y jóvenes viven una (pre)adolescencia hiperconectada: se conectan varias veces a las redes sociales por día, dejando incluso de interactuar en persona o de dormir por continuar estando “online”.

El neuropsicólogo y autor del libro El cerebro del niño, Álvaro Bilbao, sostiene que “las redes sociales utilizadas en exceso hacen que los niños no perciban la realidad tal y como es, sino como la creen en su mundo virtual”. En el mismo libro, menciona diferentes estudios donde se ha concluido el nivel adictivo de esta clase de tecnologías y se ha estimado que quienes abusan de su utilización, pueden llegar a experimentar problemas de comportamiento o concentración e incluso, fracaso escolar.

Como ves, el abuso de las redes sociales podría llegar a  impactar negativamente en el desarrollo integral de los pequeños.

Cibercrimen, riesgos de los niños hiperconectados

Merece la pena apuntar que muchos niños publican información ultra personal en redes sociales, ya sea a través de comentarios o de vídeos o fotos. Por ejemplo, es fácil encontrar en los perfiles infantiles datos como edad, colegio, dirección personal, actividades extracurriculares y dónde se desarrollan.

Además, las redes sociales sirven como canal de transmisión continua del famoso y temido abuso escolar: a través de las tecnologías, los agresores pueden continuar acosando a las víctimas, sin descanso y tras la protección de una pantalla. Descubre más información en nuestro post sobre ciberbullying.

Pero esto no termina aquí. ¿Has pensado alguna vez en lo sencillo que es para un abusador obtener fotos o vídeos de tus hijos a través de una red social? Lamentablemente, la práctica del cibersexo es más habitual de lo que puedes creer y puede desencadenar una terrible extorsión para obtener más imágenes comprometedoras o incluso peor: lograr un encuentro en persona que podría llegar a terminar en abuso sexual infantil.

Los cibercriminales están al acecho y es nuestro deber como padres y docentes concienciar a los niños y jóvenes, darles las herramientas para cuidarse no solamente en vivo y en directo sino también de manera online. Porque en las redes sociales también existen muchos peligros, por más que los niños estén detrás de una pantalla…

Las redes sociales nos permiten estar cerca de aquellos que están lejos nuestro… pero su abuso y uso indiscriminado puede atraer una gran cantidad de peligros. Hay que prevenirlos y estar atentos para actuar ante la menor situación de riesgo.

Derechos de las imágenes: rawpixel.com, Gordon, Rubbertoe, Chris Bird

Guardar

Guardar

Publica tus comentarios