¿Este año qué haremos?

Crear metas y objetivos personales y familiares nos ayudan a organizarnos y nos permiten soñar pero para llevar las cosas a cabo, es necesaria la perseverancia.  Hoy, en Cuaderno de Valores, os contamos cómo fomentar esta habilidad importantísima en los más pequeños y por qué es necesaria.

Según Carol Dweck, profesora de psicología en Stanford, la perseverancia es clave en el desarrollo intelectual de los niños. De hecho, cuando son elogiados “por su esfuerzo, enfoque y persistencia – se convierten en mejores estudiantes”.

Lo único que necesitas para empezar es hablar con tus hijos sobre algo por lo que sienten pasión y quieren conseguir. Los expertos dicen que es mejor arrancar con algo relativamente sencillo, metas tangibles que se puedan llevar a cabo en poco tiempo como un proyecto artístico o un puzle. Recuerda, es importante dejar que decidan lo que quieren hacer.

goals2

En este post, ya te ofrecimos ideas de objetivos familiares  y personales. Si no has tenido la oportunidad de leerlo, te animamos a hacerlo. Mientras, te contaremos qué se necesita para ayudarles a conseguir hacer realidad sus sueños.

Antes de comenzar, recordemos lo que es perseverancia. Según este diccionario, “la perseverancia es la acción y efecto de perseverar. Este verbo hace referencia a mantenerse constante en un proyecto ya comenzado, una actitud o una opinión, aún cuando las circunstancias sean adversas o los objetivos no puedan ser cumplidos. Perseverar también es durar por largo tiempo”.

Cómo cultivar la perseverancia en los niños (y en nosotros también)     

Ayúdales cuando dicen “No puedo”

Aprovecha la oportunidad para guiarles mientras lo intentan, siempre transmitiendo positivismo. Lo que queremos es ayudarles a aprender a resolver problemas y no darse por vencidos a la primera. Lejos de intervenir o de ocuparte tú, insiste en que sí pueden y quizás sugiéreles cómo.

Elogia su esfuerzo y persistencia.

No todos los elogios son buenos. Como ya apuntamos en este artículo, es mejor elogiar la persistencia y el esfuerzo que el resultado. Esto hará que trabajen más.

Buscar otra forma

En esta página web, encontramos una clave muy interesante para fomentar la perseverancia en los niños. Dice lo siguiente: “enséñale a tu hijo/a que si encuentra soluciones que funcionan para todos, es más probable que consiga lo que quiere”. Dicho de otro modo, en lugar de ver a otros como obstáculo,  habría que enseñarle a verlo desde otra perspectiva. ¿Hay otra manera distinta de conseguir lo que quieres sin perjudicar a otro? ¿Y si intentamos probar esto? Este tipo de ejercicio no solo le ayudará a ser perseverante, sino a cultivar una mente crítica.

Práctica, práctica, práctica

A veces los niños tienden a impacientarse con las cosas. No solo es un signo de los tiempos que vivimos, sino que por naturaleza lo quieren todo ahora y ya. La gratificación inmediata es el gran enemigo de la perseverancia. Explícale que nadie nace sabiendo y que para hacer las cosas bien, hay que practicar una y otra vez.

Un buen modelo a seguir

Como en todo la relacionado con la educación, los niños necesitan buenos modelos a seguir. Para poder fomentar en ellos el arte de la perseverancia, pregúntate cómo manejas tú los obstáculos, cómo reaccionas si sientes que no puedes acabar algo, y si consigues cumplir con tus propios sueños.

¿Te han gustado nuestros consejos de hoy? No dudes en compartir tus opiniones y enviarnos tus comentarios.

Derechos de Imágenes: Kenny LouieDafne Cholet

Publica tus comentarios