¿Estás pensando comprarle un móvil a tu hijo?

Tener un teléfono móvil se ha convertido en un hito para todo niño y aunque depende mucho de su edad y nivel de responsabilidad, hay cosas que debes tener en cuenta antes de decidir si realmente comprarle uno para uso personal. Hoy, en Cuaderno de Valores, te resumimos algunas ideas sugeridas por Common Sense Media (líderes en educación y tecnología para niños y padres), y además te ofrecemos una mini guía de cómo enseñarle a hacer el mejor uso.

Básicamente, hay cuatro temas importantes a tener en cuenta antes de comprarle a tu hijo un móvil:

  1. Saber si está preparado
  2. Elegir el teléfono y el plan de servicios adecuado
  3. Reglas de uso
  4. Supervisión

Saber si está preparado

Como en todo lo relacionado con la educación, no se trata tanto de la edad, como de su nivel de madurez y responsabilidad y su habilidad para cumplir con reglas y normas.

Hazte las siguientes preguntas: ¿Es mi hijo responsable? ¿Sigue las normas de la casa y del colegio? ¿Pierde cosas con facilidad? ¿Lo necesita por razones de seguridad? ¿Qué beneficios le aportaría? ¿Crees que usará su teléfono de manera responsable?

Elegir el teléfono más adecuado

Existen innumerables teléfonos en el mercado pensado para niños. Hay unos incluso que solo sirven para jugar y mandar textos a familiares y amigos. Pregúntate ¿para qué quiere y necesita un móvil?

Para niños más mayores y con más independencia, no dejes de leer este interesante artículo que aconseja tipos de móviles según qué edad incluyendo teléfonos que no necesitan una tarifa y otros especialmente pensados para adolescentes.

¿Quieres saber cuales son los mejores planes de servicio y cobertura en España? Échale un vistazo a esta comparativa.

cell2

Algunas reglas de uso y Supervisión

Entregarle a un niño un teléfono móvil es darle una herramienta de comunicación súper poderosa. Con el móvil podrá escribir textos, estar en contacto con sus amigos y familiares, sacar fotos y crear videos, compartirlos y navegar por internet.

Por eso, antes de comprárselo, es importante saber qué uso le dará. Nosotros te recomendamos pensar en lo siguiente para crear una lista de normas o buen uso:

  • Adoptar medidas y horarios de uso. Por ejemplo, no puede usar su teléfono durante las horas de estudio o deberes.
  • Tampoco podrá usar el teléfono durante las comidas o charlas familiares. Lo último que queréis como familia es que se deje de tener conversaciones cara a cara. Piensa un poco en vuestros hábitos y costumbres.
  • Pregúntale a tu hijo qué apps quiere usar y por qué. ¿Qué beneficios cree él que tendrá si se le compra un móvil?
  • ¿Quieres que lo tenga en su habitación por la noche o prefieres dejarlo cargando en la tuya?
  • Establece las consecuencias por un uso indebido del teléfono.
  • Dependiendo de la edad que tenga, quizás quieras hacer uso de los controles parentales que ofrece cada teléfono como restricciones de llamadas o control de descargas de contenido y filtros.
  • Si estás pensando en comprarle un teléfono a tu hijo, procura pensar en estas cuestiones y valóralas junto a tu hijo y tu familia – en caso de que la formen más miembros – . Entre todos, seguro que llegáis a un acuerdo.

Si aún no has tenido tiempo de leer nuestro artículo sobre cómo mediar el uso del teléfono, no dudes en hacerlo aquí.

¿Tus hijos tienen móvil? Por tu experiencia, ¿qué otras cosas deberían tener en cuenta los padres que compran teléfonos a sus hijos por primera vez? Escríbenos para compartir tu experiencia con nosotros y nuestros lectores.

Derechos de Imágenes: Val WroblewskiCarissa Rogers

 

Publica tus comentarios