Escuelas nocturnas para seguir soñando

Diksha estudia en la escuela nocturna Kirti, en Shiwadi, Bombay. Cursa el décimo curso y sueña con ser abogada algún día, pero su asistencia a clase es bastante irregular porque vive lejos de la escuela. Su padre trabaja como taxista. Su madre es ama de casa. El curso pasado Diksha tuvo que dejar los estudios para trabajar y ayudar a su familia a pagar la boda de su hermana mayor.

Durante una de las visitas a la escuela nocturna de la ONG Masoom, con la que colaboramos en India, nos dimos cuenta de que Diksha faltaba mucho a clase. Además de vivir lejos, no mostraba interés por estudiar. “Me dice que no puede venir a la escuela porque tiene que quedarse en casa e ir a buscar agua del grifo municipal”, nos explicó su profesor.

También hablamos con sus padres, que nos dijeron que una de las razones por las que no querían que ella estudiara era porque “es muy guapa y puede acabar con malas compañías”. Uno de los trabajos más importantes en estos casos es conversar con las familias para que vean la oportunidad de mejora que ofrece la educación de sus hijos. Después de hablar con los padres de Diksha y conseguir que se comprometieran a asegurar la asistencia de su hija a las clases nocturnas hablamos también con el encargado del lugar donde trabaja para que la dejara salir antes y así poder llegar puntual a la escuela, a una hora de distancia.

Masoom-night-school Masoom-night-school-02

Diksha ha recibido material escolar como libros y libretas y también alimentos para estudiar en mejores condiciones. Ahora ya no llega tarde y casi nunca se pierde la lección. “Las responsabilidades familiares me alejaron de la escuela, pero ahora la escuela nocturna me permite seguir estudiando. Voy a esforzarme todo lo que pueda para conseguir mi sueño de convertirme en abogada”, afirma.

Horarios y clases adaptadas a los jóvenes

Educo colabora con la ONG local Masoom para ofrecer una educación compatible con el trabajo diario de estos jóvenes indios en cinco escuelas ubicadas en los barrios más marginales de Bombay. Los alumnos estudian tres horas, de 18:30 a 21:30, y cursan los tres cursos de Educación Secundaria Básica con un plan de estudios adaptado.

Publica tus comentarios