¿Es importante el deporte para la salud infantil?

El ejercicio físico es importante no sólo para los adultos ¡sino también para los niños! Como lees, practicar deporte es parte integral de una vida saludable.

Según datos publicados en un estudio sobre deporte infantil realizado por el Gobierno de España, “el gasto de energía en las edades infantiles y juveniles es escaso, pese a que haya multitud de actividades extraescolares, puesto que el juego con movimiento, tan habitual y prolongado en épocas anteriores, está reducido al mínimo, sustituido por los juegos sin movimiento (de ordenador o consola, trabajo escolar para casa o actividad extraescolar sin gasto de calorías). La obesidad y el sobrepeso son resultado del desequilibrio entre ingesta y gasto energético“.

Hoy, en Educo, hablamos sobre la importancia del deporte durante la infancia y la adolescencia. ¿Vamos allí?

Deporte infantil: ¿importante o no?

Beneficios del deporte infantil

La práctica deportiva es importante ya desde la primera infancia, por supuesto adaptada a los intereses y necesidades de actividad física de los peques. Los niños suelen realizar actividad física en el colegio, ya sea de manera organizada (clases de Educación Física) como de manera espontánea (juegos en los recreos). Pero más allá de estos momentos, es importante que los niños realicen una actividad deportiva extraescolar porque no sólo les ayuda a mantener su cuerpo sano y prevenir enfermedades sino también porque ¡les da herramientas para su desarrollo psicológico! Sí, como lees, los beneficios del deporte en los niños son así de amplios. Un niño que hace una actividad física de manera regular:

  • suele ser más abierto y extrovertido.
  • aprende a seguir reglas y respetarlas.
  • aprende el valor del trabajo en equipo.
  • gasta energía de manera positiva, liberando el estrés.
  • aprende a superar la timidez.
  • mejora su psicomotricidad.
  • regulariza hábitos, no sólo a nivel deportivo sino también de higiene diaria.
  • aprende a tener constancia y responsabilidad.
  • aumenta su autoestima.
  • aprende a combatir sus miedos, si los tuviera.
  • mejora su condición física, a la vez que previene enfermedades como la obesidad o los males cardíacos y respiratorios.

¿Sabías que existe una escala para determinar nuestro nivel de actividad física? Mira:

Personas sedentarias 0-2 horas de práctica semanales
Personas moderadamente sedentarias 3 horas de práctica semanales
Personas moderadamente activas 4 horas de práctica semanales
Personas activas más de 5 horas de práctica semanales

¿En qué categoría entras tú? ¿Y tus hijos?

Deporte y alimentación equilibrada

Alimentación equilibrada de niños deportistas

Ya hemos hablado aquí en Educo de la importancia de la alimentación equilibrada. Esto no significa restringir el consumo de ciertos alimentos sino tomarlos sin abusar. Es decir que podemos comer de todo, en su justa medida.

Pero… ¿y los niños que practican deporte de manera habitual? La realidad es que debemos adaptar el menú semanal a su gasto de energía.

Por lo general, se considera que los peques en edad escolar (entre 6 y 12 años) suelen necesitar entre 1500 y 2500 calorías por día, siempre de alimentos nutritivos y saludables. Consulta nuestra pirámide alimenticia infantil para verificar el consumo recomendado de cada alimento.

Durante la pubertad, el crecimiento del cuerpo aumenta las necesidades calóricas y por supuesto, aquellos niños que practican deportes, necesitarán más calorías que quienes llevan una vida más sedentaria.

Como norma general, los peques deben comer diariamente la cantidad adecuada de carbohidratos, proteínas, vitaminas y minerales. En particular, los niños deportistas deben:

  • ingerir suficiente hierro y calcio. El primero ayuda mantener la energía mientras que el segundo desarrolla huesos fuertes. Los lácteos, yogures, quesos, huevos verduras de hojas verdes, frutos secos y carne son fuente de estos dos minerales.
  • beber mucha agua para evitar la deshidratación. Es recomendable que los peques deportistas lleven consigo una botella de agua para hidratarse durante la práctica de deporte.

Un último consejo: lo ideal es comer entre 2 y 4 horas antes de practicar deporte, para que el cuerpo utilice los alimentos ingeridos como energía para la actividad física.

Ideas para que los niños se interesen por el deporte

Ideas para fomentar el deporte infantil

Ahora bien, si la importancia del deporte infantil es clara, ¿por qué tan sólo alrededor de un 55% de los niños de 6 a 18 años practican una actividad física más de tres veces por semana?

Convencer a los niños de dejar el ordenador, la tablet o el móvil y salir a jugar, correr y saltar ¡puede ser tarea difícil! Nuestra sociedad actual nos presenta un sinfín de actividades sedentarias que suelen parecer sumamente atractivas a los niños, ¿verdad? El sedentarismo es uno de los grandes problemas sociales de la actualidad: no andamos tanto como antes, el tiempo en parques ha disminuido y la vorágine del día a día hacen complicado hacerse un espacio para practicar deporte, además de que muchas veces el entorno urbanístico no es demasiado favorable para la actividad física.

Ahora bien, ¿qué te parece si te damos algunas ideas para interesar a los peques en el deporte? Intentemos juntos bajar la media de 2 horas y 30 minutos que los niños españoles pasan frente al televisor, más una media hora adicional conectados a internet y/o jugando a los videojuegos. Aquí compartimos contigo algunas ideas:

  • Da el ejemplo: los padres sedentarios, suelen tener hijos sedentarios.
  • Practica deporte con tus hijos: salid juntos a montar en bicicleta o a jugar al fútbol. Si la actividad se realiza con papá y mamá, ¡seguramente será más divertida!
  • Busca un deporte que interese a tus hijos y que se adapte a su edad: si tu hijo tiene 3 años, el tenis le resultará muy complejo y se frustrará. Elige siempre un deporte que guste al peque y que se ajuste a su desarrollo psicomotriz.
  • Evita la competencia: un poco de competencia puede ser divertida, pero el exceso (sobre todo para los más pequeños) puede ser frustrante y demasiado estresante.
  • Permite a tu hijo probar tantas actividades como desee: a veces, un peque puede necesitar tiempo para encontrar “su” deporte.
  • Averigua qué deportes practican los amigos de tu hijo: hacer deporte en grupo ¡es más divertido!
  • Realiza actividades al aire libre: caminar es también actividad física. Además, el tiempo en el parque suele ser tiempo utilizado para correr, trepar y saltar. ¡Tus hijos harán deporte sin casi darse cuenta! Un comentario más al respecto: deja que tus hijos se ensucien. Si se preocupan por la ropa, no jugarán ni disfrutarán de la actividad.
  • Mira deporte en televisión: si tu hijo tiene un ídolo deportista, seguramente querrá seguir su camino.
  • Juega con los muñecos a que “ellos” hacen deporte.

Como ves, está en nosotros los padres promover la actividad física ya desde la primera infancia. ¡Juguemos y hagamos deporte con nuestros peques!

Derechos de las imágenes: Freepik, Freepik, Freepik, Freepik

Publica tus comentarios