Enseña a tus hijas a quererse

Llega el verano y con él los bikinis y con los bikinis llegan también los complejos, las dietas milagro y la vergüenza por no tener un cuerpo de revista, que nos alcanza a todas en mayor o menor grado. Los complejos acerca del cuerpo empiezan tan pronto como a la edad de seis o siete años. En primero de Primaria los niños y niñas que no se ajustan al “peso ideal” ya son sometidos a burlas y mofas por parte de los compañeros y, a veces, muchas, también de los adultos.

Aunque los hombres cada vez están más presionados socialmente para tener una imagen ideal que en la mayoría de las ocasiones es un imposible, la realidad es que son las mujeres las que peor lo tienen en esto del ideal de belleza. Y es que el canon de belleza femenino es inalcanzable hasta por sus ejemplos vivos: photoshop, dietas espartanas, maquillajes de cemento, cremas, anticelulíticos, ejercicio, cirugía estética…ni las modelos más guapas del Vogue se libran de ser imperfectas, para las mujeres nunca es suficiente.

Te ves en fotos de hace veinte años y piensas “caramba, pues sí que estaba bien entonces, ¿de dónde salía tanto complejo?”. La presión estética nos ataca desde que somos niñas y es ahora cuando tenemos la posibilidad de evitar que a nuestras hijas les pase lo mismo.

canon de belleza

9 cosas que puedes hacer para que a tus hijas les guste su cuerpo

1. No critiques tu cuerpo ni los de las demás. Si tus hijas perciben en ti una actitud hostil hacia tu propia imagen integrarán que tener buena imagen es fundamental para ser felices.
2. Alaba sus virtudes. Diles qué son preciosas como son todo el rato.
3. Intenta evitar comentarios como “no te queda bien el pelo suelto” o “con falda estás más guapa” o “¿por qué no te arreglas un poco?”. Alguien que necesita arreglarse es porque está roto. Tus hijas no lo están.
4. Fomenta actividades relacionadas con el placer de usar el cuerpo y que ellas escojan y disfruten. ¿Les gusta bailar? Que bailen. ¿Les gusta el fútbol? Que jueguen al fútbol.
5. Permite que escojan su ropa y su estilo desde que son pequeñas. No impongas tus opciones estéticas por la fuerza. Si no quiere pantalón, pues no quiere pantalón.
6. Muéstrales tutoriales sobre la manipulación digital que sufren las fotos de las mujeres de las revistas. Hay montones en internet y algunos son bastante explícitos. Enséñales que el photoshop convierte a las mujeres reales en modelos inexistentes.
7. Háblales con claridad sobre la imagen que la sociedad espera de ellas. Recuérdales que merecen ser queridas sean como sean físicamente.
8. Enséñalas a cuidar de su cuerpo por motivos de salud. Que su cuerpo funciona perfectamente y que es una máquina maravillosa, capaz de realizar funciones complejísimas que a veces parecen casi un milagro. Aprender biología mejora mucho la relación con el propio cuerpo.
9. Dales muchos abrazos y besos. La mejor manera de quererse es hacerlo de forma práctica.

Derechos de fotografía: pedrosimoes7, jessanick

Publica tus comentarios