El origen de Halloween y divertidas ideas para celebrarlo

Ha llegado el otoño y a finales de este mes se celebra Halloween. A pesar de que muchos creen que es otro invento comercial norteamericano de este siglo, Halloween es una tradición que empezó en el siglo XVI y significa “víspera de todos los Santos,” noche en la que los espíritus de los difuntos eran libres de vagar por la Tierra.  Hoy, en Cuaderno de Valores, te contamos más sobre el origen de esta fiesta y te ofrecemos ideas divertidas y económicas para celebrarlo con los más pequeños.

Aunque actualmente, Halloween es sinónimo de fiestas y disfraces, tiene su origen en una festividad celta conocida como Samhain, que celebraba el final de la temporada de cosechas. Los antiguos celtas creían que con la llegada del Samhain, venían también los espíritus malos que tenían que ahuyentar vistiéndose con trajes y máscaras.   De los celtas también viene el famoso truco o trato. Cuenta la leyenda popular que todo tipo de espíritus deambulaban por los pueblos y se paraban frente a las diferentes casas pidiendo “truco o trato”. Las familias se protegían colocando velas.

Pero además de esta festividad celta, existe también la tradición romana de Halloween, llamada la “fiesta de la cosecha” en honor a la Diosa de los árboles frutales.  En Méjico, durante las mismas fechas, se celebra la noche de los muertos con todo tipo de ritos, fiestas, cantos, decoraciones y dulces típicos. Pero no fue hasta 1840, que se popularizó en Estados Unidos y se extendió en el resto del mundo.

Con una presencia cada vez mayor en España,  la palabra Halloween es otra forma de decir el Día de todos los Santos y recordar a los que ya no están.  Las celebraciones típicas de Halloween (una contracción inglesa de “All Hallows’ Evening – Noche para Venerar o Santificar) incluye decorar la casa, tallar calabazas, encender hogueras, contar cuentos de miedo o asistir a fiestas de disfraces, lo que hace que sea divertido para toda la familia. Y una de las actividades preferidas de los más pequeños es el “trick or treat” (truco o trato).

hallo2

 

A continuación, te ofrecemos ideas para que puedas transmitir ilusión y creatividad y disfrutar de Halloween en familia.

Como ocurre en casi todo lo relacionado con el mundo de los disfraces, la opción de comprarlo será la más fácil pero no la más divertida.  Aprovecha este día para jugar juntos y crear vuestros  propios disfraces, reciclando artículos que ya se encuentran en casa. Aquí van algunas ideas divertidas para niñas y niños.

A la hora de maquillar a tus peques, sigue las simples instrucciones en esta página web.

Aprovecha para juntar a toda la familia y decorar la casa para Halloween. Actividades como estás refuerzan los lazos familiares, el trabajo en equipo y la creatividad.

Sabemos que Halloween es sinónimo de calabazas, cuentos de miedo, brujas, fantasmas, disfraces y fiestas con cosas ricas y divertidas para comer.  No dejes de leer estas recetas sencillas, creadas especialmente para este día. Y recuerda, la cocina es uno de los mejores lugares de reunión. Un lugar en el que se comparte, se experimenta y se pone en marcha nuestros 5 sentidos. Aprovecha esta fiesta para crear cualquiera de estos 20 deliciosos platos y postres con los que tus hijos se lo pasarán “de miedo”.

¿Cómo piensas celebrar Halloween este año?

Derechos de Imágenes: Crystal, Michael Bentley

 

 

Publica tus comentarios