El nacimiento de Vaquero

Manuela tiene 49 años y vive con su familia en Santo Tomás Chichicastenango, en el departamento de Quiché, Guatemala. Tiene una niña de 12 años y un niño de 7 que estudian en la escuela primaria de la localidad. Su familia es una de las 16 que el año pasado recibió una cabra hembra en fase reproductiva con el objetivo de fortalecer e implementar la metodología de pases solidarios, que consiste en entregar la primera cría hembra a otra familia que cumpla con las condiciones establecidas para este fin.

Esta fue una de las propuestas de nuestro primer Catálogo de regalos solidarios: regalar una cabra por 230 euros a una familia del Quiché, que hoy puede obtener leche y queso, además de ingresos con su venta. Los nutrientes que aportan estos alimentos hacen que los niños crezcan con más vitaminas y proteínas. La familia también puede vender los cabritos, así como los productos derivados y conseguir dinero para comprar otros alimentos que necesitan y que no cultivan.

Desde Educo entregamos cabras en edad reproductiva a famílias indígenas campesinas de Guatemala

Según explica Manuela, su familia recibió una cabra de un año y medio de edad, a la que le pusieron de nombre Margarita, y el pasado 6 de enero parió a Vaquero, la primera cría que nace de los 16 animales entregados en 2017.

El equipo de Educo visitó a la familia para cerciorarse del buen estado de salud tanto de Margarita como de Vaquero. “Mi familia y yo estamos muy felices, ya que nunca imaginamos que podríamos llegar a tener nuestra propia cabra. Agradecemos a Educo por tomarnos en cuenta y posibilitarnos tener una pareja de cabros. Esperaremos a que nazca una cabra hembra para continuar con el pase solidario y entregarla a otra familia“.

Publica tus comentarios