El acoso a través del móvil, ¿qué podemos hacer?

El ciberbullying está creciendo día a día. El temido acoso escolar cibernético cuya presencia aumenta año tras año en España y demás países del mundo comprende el uso de medios como internet, móviles o videojuegos online para acosar, hostigar, insultar e incluso amenazar a otro niño o joven. A fines de 2012, Microsoft presentó el estudio Global Youth Online Behavior Survey cuya conclusión aseguraba que el 37% de los jóvenes españoles sufría o había sufrido ciberacoso.

Ya hemos hablado sobre cómo actuar frente al acoso en foros o redes sociales pero… ¿qué podemos hacer si nuestros hijos son víctimas de ciberbullying en su móvil? No te pierdas este artículo, desde Educo hablamos sobre el funcionamiento del acoso en móviles y cómo ayudar a las víctimas.

Acoso escolar a través del móvil

Bullying en móvilesHoy en día es cada vez más habitual ver a niños de 8 o 9 años con smartphones. Como padres, esta suele ser una decisión tomada para estar comunicados con nuestros hijos y así, protegerles pero, lamentablemente, este acceso a la tecnología les convierte en potenciales víctimas de acoso escolar a través del móvil.

El ciberbullying puede parecer una práctica fácil de evitar e incluso, de ignorar cuando somos los adultos quienes observamos el problema desde fuera pero para los niños y jóvenes es realmente una situación grave que menoscaba su autoestima, de la misma manera que un acoso cara a cara. De hecho, según una encuesta sobre ciberacoso realizada por Vodafone en 2015, “el 53% de los participantes (5000 jóvenes de entre 13 y 18 años de 11 países diferentes, entre los que se encontraba España) consideran que sufrir acoso a través de internet es peor que hacerlo cara a cara”.

Otro dato interesante aportado por la misma encuesta es que “el 63% de los encuestados dice saber de alguien que ha sido acosado online”. Los números hablan por sí solos: el e-bullying es una temática de la que debemos hablar y por la cual debemos preocuparnos como adultos.

Ahora bien, enfoquémonos específicamente en el acoso en móviles. Por lo general, esta clase de ciberbullying se produce a través de sistemas de mensajería instantánea como WhatsApp , Line o BlinkMe. Los agresores aprovechan la conectividad de las víctimas para hostigarlas de manera constante, enviándoles insultos o amenazas e incluso, apoderándose de imágenes y repartiéndolas a través de estas mensajerías.

Veamos paso a paso cómo funciona el acoso a través de móviles.

Cómo funciona el ciberbullying en los móviles

E-bullying: bullying a través de móviles

Por lo general, existen varias clases de acoso a través del móvil o al menos, varias instancias diferentes de la misma situación de acoso:

  1. El agresor envía mensajes de manera continua a la víctima, insultándola o amenazándola de alguna manera. De esta manera, ejerce una violencia psicológica que va haciendo mella en la autoestima del niño o joven. En Girona, a comienzos de año, niños de 9 y 10 años hostigaban a través de WhatsApp a un compañero de colegio, como ves: el e-bullying afecta cada vez a niños más pequeños.
  2. El agresor envía mensajes de alto contenido sexual a la víctima, quien no desea mantener “sexting” con él.
  3. El agresor humilla a la víctima enviando a todos sus contactos imágenes o vídeos de alto contenido sexual, que ha conseguido a través de sesiones de sexting (es decir, intercambio de fotos o vídeos con contenido sexual de manera consentida entre el agresor y la víctima). Este es el famoso caso de las cinco jóvenes víctimas de acoso en Algete, cuyas imágenes fueron reenviadas a un sinfín de contactos por sus agresores.
  4. El agresor utiliza otra identidad para hacer daño a la víctima o incluso, roba la identidad de la víctima para enviar mensajes a otras personas.
  5. La víctima recibe llamadas “silenciosas”, con sonidos desagradables o de contenido sexual a todas horas.
  6. El agresor toma fotos o filma vídeos de la víctima sin su consentimiento en situaciones privadas (cuando va al baño por ejemplo) y luego se las envía por el móvil o las sube a YouTube y comparte el enlace.
  7. El agresor envía a la víctima un vídeo de un Happy Slapping, es decir una filmación de la víctima siendo agredida de alguna manera.

Recuerda que hablamos de acoso escolar cuando tanto la víctima como el o los victimarios son menores de edad. Cuando participa un adulto en el acoso, no se trata de ciberbullying. Grooming por ejemplo es el nombre que recibe la práctica realizada por adultos para hacerse amigos a través de internet de menores y solicitarles imágenes sexuales.

11 consejos contra el ciberbullying

Consejos para evitar el ciberbullying en móviles

Desde Educo, te damos algunas recomendaciones para luchar todos juntos contra el bullying a través de móviles:

  • Habla con tus hijos sobre el bullying en todas sus expresiones: acoso escolar cara a cara, a través de redes sociales o móviles… Es importante que tus hijos estén informados al respecto y sepan que pueden contar contigo ante cualquier situación de agresión.
  • No ignores las agresiones: el ciberbullying no es cosa de niños. El acoso no debe tolerarse nunca, bajo ninguna forma. Toda amenaza merece atención.
  • Enséñale a tu hijo a no responder a las agresiones (o a hacerlo de manera calmada con un “no me interesa lo que dices”): el bully o agresor busca una reacción de parte de su víctima, ya sea miedo o enfado. Si tu hijo no responde, quizá se canse y deje de molestarle.
  • Explícale a tu hijo que debe tener cuidado con a quién le da su número de teléfono y a quién acepta en sistemas de mensajería como WhatsApp o Viber, por ejemplo.
  • Ayuda a tus hijos a bloquear los números de teléfono de aquellas personas que les envían mensajes agresivos.
  • Instruye a tu hijo para que nunca devele información personal a través del móvil si no está 100% seguro de con quién está hablando.
  • Explícale a tu hijo los riesgos de mantener sexting.
  • Enseña a tu hijo a cuidar su móvil para evitar que se lo roben y con ello, acceden a sus datos y fotos personales, además de poder falsificar su identidad.
  • Si tu hijo está siendo acosado a través del móvil, intenta bloquear los contactos “molestos” y si esto no funciona, cambia el número de teléfono (y evita que lo comunique de manera abierta).
  • Consulta con la policía si el bullying a través del móvil continúa y se vuelve más agresivo.
  • Enseña a tu hijo a no enviar mensajes que él no desearía recibir: la empatía y la educación son fundamentales para luchar contra el bullying.

El ciberbullying a través de móviles no es “cosa de niños”. Como padres y docentes debemos luchar en contra del acoso escolar en todas sus formas. Abre los ojos, escucha a tu hijo y si es acosado, no dudes en actuar.

Derechos de las imágenes: verkeorg, Marilin Gonzalo, Intel Free Press, Francisco Osorio

 

Publica tus comentarios